Propiedades medicinales de la cúrcuma

Más allá del arte culinario: Propiedades medicinales de la cúrcuma.

El uso de la cúrcuma como especia se remonta a la antigüedad. Esta planta de color amarillo o mostaza tiene un sabor muy específico, que le da gusto diferente a las comidas. ¡Qué pasada! te propone conocer algunas de sus milagrosas propiedades, que van más allá del arte culinario. ¡La cúrcuma es una de las plantas insignias de la medicina alternativa!

Propiedades de la cúrcuma

1. Reduce la acidez de estómago.
El consumo de muchas especias picantes o comidas muy condimentadas o grasas, trae como consecuencia trastornos en el estómago. La cúrcuma actúa como un tónico estomacal, estimulando la secreción de jugos gástricos y pancreáticos, lo que propicia una buena digestión. Esta planta se recomienda en pacientes que padecen dispepsia, digestiones lentas, gastritis crónica o inapetencia.

La dosis apropiada es de 500 mg en polvo, cuatro veces por día, aunque si tienes cápsulas vacías, las puedes rellenar.

2. Evita los gases.
La cúrcuma es apropiada, pues, al ser carminativa, ayuda a expulsar los gases del intestino. Gracias a componentes como el eugenol, también se utiliza para aliviar cólicos. Se sabe que esta planta es muy útil para los que padecen de atonía estomacal, flatulencia y dispepsia ácida.

3. Es muy beneficiosa para el hígado.
La cúrcuma surte muy buenos efectos protectores del hígado, y es un tónico para la vesícula biliar. Contribuye a desintegrar las piedras biliares, tiene efecto antiinflamatorio, facilita el drenaje del hígado y de la vesícula. Se recomienda su consumo en casos de cirrosis, ictericia, enfermedades hepáticas o trastornos en la vesícula biliar.

Para aprovechar sus propiedades al máximo, hierve un litro de agua con 20 gramos de cúrcuma en polvo, déjala reposar por espacio de 12 horas. Filtra el líquido con una tela y bébelo varias veces al día.

4. Permite tratar algunos tipos de cáncer.
En el rizoma de esta planta se encuentran, por lo menos, 10 componentes anticancerígenos, entre los que se destacan la curcumina y los betacarotenos. Estos compuestos tienen efectos preventivos ante el cáncer de piel, de mama, de colon y de duodeno. La cúrcuma protege al cuerpo y le ayuda a sobrellevar mejor los efectos de los medicamentos y tratamientos contra el cáncer, tales como la quimioterapia.

5. Es un buen remedio para aliviar la artritis.
Los pacientes que padecen de artritis reumatoide, así como también el síndrome del túnel carpiano (muy frecuente en la actualidad, debido al uso excesivo de los móviles y las computadoras) pueden aprovechar las cualidades antiinflamatorias de la cúrcuma. Alivia los síntomas y dolencias, sobre todo cuando el efecto de los calmantes ya no es tan efectivo, y es necesario incrementar la dosis para lograr el resultado.

6. Es un antidepresivo natural.
Constituye uno de los principales usos en la Medicina Tradicional China. Se utiliza para tratar la depresión y los trastornos asociados a la tristeza o la infelicidad.

Estudios actuales indican que el consumo de extracto de cúrcuma (o en polvo) sirve para estimular el sistema nervioso y el estado de ánimo. Se sabe que esta planta/especia disminuye los niveles de estrés y provoca un incremento en la producción de serotonina. Puede ser aplicada a pacientes con depresión (emocional o estacional) y otros trastornos similares.

7. Protege el corazón.
La cúrcuma es un sorprendente medicamento natural para tratar y prevenir enfermedades cardiovasculares. Además, tiene elementos que ayudan a disminuir el colesterol malo y los triglicéridos. Además de llevar una dieta saludable, consumir más frutas y hacer a un lado los fritos y grasas, los médicos recomiendan condimentar la comida con cúrcuma, para prevenir enfermedades cardiovasculares, tales como los infartos de miocardio.

8. Aumenta las defensas.
La cúrcuma es una importante aliada del sistema inmune, con una capacidad inmuno-moduladora inigualable. Si la añades a tus comidas en momentos de estrés, en invierno o en etapas de exámenes, la cúrcuma evitará que bajen las defensas de tu cuerpo, y que te enfermes (sobre todo de gripe).

9. Es un remedio natural para los problemas respiratorios.
Esta especia se usa desde hace mucho tiempo para tratar la bronquitis, ya que la curcumina tiene una gran acción antibronquial y antiinflamatoria. Se recomienda en pacientes con problemas respiratorios, y en el tratamiento de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), gracias a sus efectos antioxidantes y antiinflamatorios.

Consume en las comidas 500 mg de cúrcuma en polvo, tres veces al día.

10. Es antimicrobiana.
Muchas investigaciones indican que esta especia tiene principios activos con propiedades bactericidas y antifúngicas, lo que evita que se infecten las heridas. Es un remedio casero muy efectivo contra la salmonella.

11. Regula los ciclos menstruales.
La cúrcuma tiene la propiedad de regular el ciclo menstrual y aliviar las molestias previas al período (dolores de cabeza o en el bajo vientre). Pero ¡atención!, un consumo excesivo puede ser perjudicial pues puede impedir la ovulación, tal como lo hacen los anticonceptivos orales.

Precauciones en el uso de la cúrcuma

  • No se recomienda o bien se aconseja reducir su consumo en los casos de embarazo o lactancia, pues puede poner en peligro la salud del bebé.
  • Tampoco se recomienda en pacientes con la enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE) o con afectaciones en la vesícula biliar, ya que puede agravar la condición.
  • También está contraindicado en pacientes recién operados: la cúrcuma retarda la coagulación de la sangre y puede propiciar sangrados adicionales.

Teniendo en cuenta estas precauciones, esta planta es sumamente beneficiosa para la salud, además de su toque exquisito en el arte culinario. ¡Conviértela en tu mejor aliada! Comparte este post con tus amigos para que conozcan algunas de las principales propiedades medicinales de la cúrcuma, una especia milagrosa.