Mascarilla japonesa para cutis perfecto

¡Gracias a esta mascarilla milagrosa, las mujeres japonesas tienen un cutis tan perfecto!

¿Quién no ha deseado alguna vez tener un cutis tan radiante y perfecto, como el que lucen las mujeres japonesas? Quepasada.cc te presenta hoy el secreto para lograr que tu rostro luzca tan tierno y lozano como el de un bebé.
Estos consejos forman parte de la rutina diaria de las mujeres japonesas, y son el secreto de la eterna juventud. Tu rostro retrasará las huellas del paso del tiempo, librándote de las arrugas, las manchas y la deshidratación. Con esta sencilla mascarilla casera lograrás que tu sueño se haga realidad. Así que ¡manos a la obra!

Mascarilla japonesa para el cutis:

El secreto de la mascarilla se basa en el agua de arroz. Este ingrediente es muy rico en vitaminas del complejo B, que participan en el proceso de regeneración celular. O sea, si haces uso cotidiano de esta receta, pondrás freno al envejecimiento prematuro de tu cutis. Y no solo eso, también se fortalecerá el flujo de los capilares sanguíneos de tu rostro, a la vez que desaparecerán las ojeras. ¿No te parece maravilloso?

La suavidad de tu rostro será notable, luego de que la piel absorba los componentes de la mascarilla. Estos ayudan a purificar la piel, una vez que se liberen los aceites esenciales, haciendo que luzca brillante y natural. La mascarilla también protege a la piel de los rayos UV del sol, gracias a sus propiedades antioxidantes. Además, la nutre e hidrata, mientras que la protege de agentes patógenos, gracias a sus propiedades antisépticas.

Como ves, el uso de esta mascarilla es muy beneficioso para tu piel y tu salud, por lo que solo tienes que seguir estos sencillos pasos en su preparación.

Ingredientes de la mascarilla:

  • 3 cucharadas de arroz sin procesar, preferentemente de arroz blanco. No es favorable el arroz integral.
  • 1 cucharada de leche tibia.
  • 1 cucharada de miel de abejas pura.

Preparación:

1. Coloca en un recipiente el arroz con 400 ml de agua fría.

2. Ponlo a fuego medio, hasta que comience a hervir.

3. Déjalo a fuego lento, con el recipiente tapado, hasta que el arroz se ablande lo suficiente.

4. Cuela el arroz, pues en la mascarilla solo utilizarás el agua.

5. Prepara la mezcla de las cucharaditas de leche con la miel. Añádele un poco de agua de arroz, para formar una crema semilíquida. Remueve bien, hasta mezclar todos los ingredientes. Conserva el agua sobrante, para usarla luego.

Aplicación sobre la piel:

  • Limpia bien tu piel con jabón neutro y abundante agua templada.
  • Para eliminar cualquier impureza, exfolia tu rostro con una mezcla de yogurt natural y avena, a partes iguales.
  • Aplícala sobre tu rostro, mientras realizas masajes circulares, por unos 30 segundos. Retírala con abundante agua, luego seca el rostro suavemente, sin hacer fricciones.
  • Cubre tu rostro con la mascarilla preparada, dejando libre la circunferencia de los ojos y la boca. Déjala aplicada por espacio de 30 minutos.
  • Enjuaga tu rostro con el agua de arroz sobrante, hasta eliminar toda la mascarilla.

Aplica la mascarilla dos veces al día, en la mañana y antes de acostarte. Un consejo: La mascarilla sobrante la puedes congelar en cubitos de hielo para usarlos en masajes faciales fríos. El agua de arroz puedes guardarla en el refrigerador, en un recipiente hermético de vidrio. Pero recuerda que no debe estar almacenada por más de 4 días.

Como ves, esta mascarilla japonesa es muy sencilla, los ingredientes son muy fáciles de encontrar, y los beneficios para tu piel son incontables. Haz de esta mascarilla natural una compañera diaria en tu vida, y tu rostro será tan perfecto como el de las mujeres japonesas. Comparte estos consejos con tus amigas, para que les ayudes a tener la piel ¡tan suave como la de un bebé!