Niña sobrevive ilesa a una caída de un arbol

Después de caer de 9 metros de altura, esta niña no sufrió ni un rasguño. ¡Nadie se explica cómo…!

Durante la niñez, todo el mundo hizo cosas que hoy nos harían cubrirnos de sudor frío. Algunos treparon frenéticamente a las obras de construcción abandonadas o, en silencio, fueron a nadar en la cantera, donde las antiguas estructuras metálicas sobresalían del fondo. Otros, fabricaron bombas caseras, y, con una pizca de «suerte», no perdieron un dedo o un ojo en el intento.

Para muchos, esto era pura aventura, sin más. Sin embargo, para nuestra pequeña protagonista de hoy, todo casi termina en tragedia.

Annabelle Beam, de 9 años, trepó a un árbol bastante alto, y cayó de una altura considerable. ¡Los médicos todavía no se explican cómo fue que sobrevivió a semejante caída!

Cuando las hermanas de la niña se acercaron corriendo a la madre, y le contaron lo que había sucedido, ella se apresuró inmediatamente a ir donde su hija. Resulta que Annabelle había trepado a un viejo árbol hueco, y accidentalmente cayó dentro del tronco. ¡La chica voló nueve metros abajo, y cayó al suelo!

La mujer asustada llamó a su marido (quien enseguida regresó a la casa), y al servicio de rescate. Ambos llegaron simultáneamente. ¡Por suerte, la niña seguía viva!
A través de una grieta en el tronco del árbol, el padre vio a su hija, quien, aturdida por la caída, levantó la mano, pero luego la dejó caer de nuevo.

La niña volvió en sí, y entonces de nuevo se desmayó. Los bomberos no se atrevieron a cortar el árbol, por miedo a cortar a través de la víctima. Además, cabía la posibilidad de que todo el tronco cayera sobre Annabelle. Por lo tanto, los rescatistas construyeron rápidamente una estructura, y sacaron a la niña a través del agujero ya existente en el tronco.

Inmediatamente después de la operación de rescate, Annabelle fue llevada al hospital. Los doctores, después de examinarla, fruncieron el ceño con perplejidad. La niña estaba aturdida, pero por lo demás no se encontró ningún daño en su cuerpo. Por lo general, caer de tal altura deja serias consecuencias, como parálisis parcial, o al menos alguna fractura. ¡Pero, con esta paciente todo estaba en orden!

Además, por otra parte, la chica, desde los cinco años, sufría de pseudo-obstrucción intestinal, y debido a estos problemas gastrointestinales, Annabelle solía ser paciente habitual en el hospital. Pero, después de la caída, estos problemas con la motilidad del estómago simplemente desaparecieron. Los médicos declararon con desconcierto: ¡La ex paciente estaba completamente sana!

Annabelle misma afirma que, cuando se desmayó, vio los cielos y habló con Jesús, que le aseguró que todo iba a estar bien con ella. Las palabras de la niña parecerían delirantes, si no fuera por el hecho de su recuperación milagrosa.

Posteriormente, se filmó una película basada en la historia de Annabelle Beam. La polémica continúa: si la muchacha tuvo realmente una visión, ¿cómo ella se las arregló para sobrevivir a la caída de tal altura?, o ¿cómo logró recuperarse de todo?

Milagro o no, lo principal es que la niña está bien, y no resultó herida. ¿Qué piensas de la historia de Annabelle? Comparte tu opinión en los comentarios.