Peluquera ayuda a una joven deprimida

Al ver el estado de su cabeza, esta chica decidió ir al salón de belleza. La estilista quedó horrorizada…

La mayoría de nosotros estará de acuerdo con que un nuevo peinado es realmente capaz de elevar el estado de ánimo de una persona.

No obstante, no todos se atreven a realizar un cambio de imagen, ya sea por pereza o por miedo, y se niegan a utilizar, durante años, los servicios de un salón de belleza.

Pero, a veces, el plan para un corte de cabello es pospuesto por una razón mucho más seria. Por ejemplo, recientemente, Kathy Olson, una joven peluquera del estado americano de Iowa, se enfrentó a una situación bastante difícil, aunque no tan inusual…

Una adolescente, de 16 años de edad, admitió que ha estado sufriendo de depresión severa durante varios años. En los últimos meses, la chica no tenía ni la fuerza, ni el deseo, de cuidar su cabello. Te imaginarás lo enredado que estaba, al momento de la sesión…

Hace sólo unas semanas, la niña volvió a la escuela, pero, justo cuando tuvo que acompañar a su clase para una fotografía colectiva, fue que se dio cuenta del estado terrible en que se encontraba su cabello. Entonces, supo que tenía que hacer algo, y se fue a la peluquería para que se lo cortaran.

Este era un verdadero reto, pero la estilista aceptó el desafío, y decidió ayudar a la joven deprimida. Junto a su equipo, Kathy se enroló con la inusual cabeza de su clienta, trabajo que duró un periodo de 13 horas, ocho en un día y cinco en el otro. Fue muy difícil, pero, al final, las profesionales habilidades de los peluqueros dominaron el problema. ¡Al mirarse en el espejo, la chica no se reconoció a sí misma!

Kathy se dio cuenta de que había logrado ofrecerle un milagro a la chica, al ver la amplia sonrisa desplegada en su rostro. ¡Lo mejor es que la adolescente dejó de sentirse poca cosa, y vio subir su autoestima!

Kathy compartió esta historia en la web, que en poco tiempo se hizo viral. La muchacha confiesa que no esperaba tal reacción. La peluquera añadió que los padres no deben subestimar el sufrimiento de sus hijos. Pocas personas entienden que la palabra «depresión», no sólo cosa de mal humor, sino un serio diagnóstico médico.

Es impresionante lo que un nuevo peinado puede hacer. Esperamos sinceramente que esta jovencita logre superar exitosamente su enfermedad, y volver a una vida normal. ¡Ojalá el regalo de Kathy le sirva de ayuda!
¿Qué piensas de esta historia? Comparte tu punto de vista en los comentarios, y el enlace con tus amigos…