Libro de cuentos de buenas noches para niñas rebeldes

¿Quieres que tu hija crezca llena de confianza y autoestima? Léele un cuento de «princesas» de la vida real…

Por tradición, a las pequeñas de casa se les suele leer su cuento de hadas favorito antes de ir a dormir: historias de princesas, brujas, príncipes azules… Sin embargo, las protagonistas de «Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes» (Planeta, 2017) no son princesas, sino cien mujeres fuertes y extraordinarias, de todas las épocas, cuyos logros marcaron un hito en la historia.

El libro, cuya autoría se debe a las italianas Elena Favilli (periodista) y Francesca Cavallo (directora de teatro y escritora), ha vendido ya más de 360.000 copias en el mundo, así como los derechos de traducción en más de 26 países.

Tiempo antes de la publicación del libro, Favilli y Cavallo crearon una página en Facebook, llamada Rebel Girls, que recogía las historias reales de mujeres grandiosas, de una manera dinámica y amena. Esta página tuvo una buena recepción por parte de los suscriptores, lo que impulsó a las autoras a crear un libro ilustrado.

Para financiar esta interesante propuesta, su primera aventura editorial, las autoras lanzaron varias campañas, con el objetivo de recaudar 40.000 dólares. ¡Para su sorpresa, en solo unos meses rebasaron los 1,28 millones de dólares, gracias a las donaciones de 30.000 patrocinadores de 75 países!

El éxito se debe, en gran medida, al despertar de la conciencia feminista en el mundo. «Las mujeres quieren hablar, levantar la voz, luchar por sus derechos y construir un futuro mejor para sus hijas», dicen las autoras.

Las «princesas» de este libro, entre las que destacan Cleopatra, Coco Chanel o la tenista Serena Williams, fueron dibujadas por 60 ilustradoras de todo el mundo. La idea era mostrar la mayor diversidad posible, pues, como bien dice Cavallo, «En los medios hay una representación muy reducida de cómo se ve una mujer».

La idea de la diversidad no se limitó solo a las ilustradoras, sino también a las protagonistas del libro. Estas «princesas» provienen de los cinco continentes, y se dedican a todo tipo de profesiones, por ejemplo: la reconocida antropóloga y primatóloga Jane Goodall, la piloto de Fórmula 1 Lella Lombardi, la artista Frida Kahlo, la abogada Michelle Obama, la científica Margaret Hamilton o la cantante Nina Simone.

Según un artículo de la revista Science, las niñas, a partir de los seis años, comienzan a identificarse a sí mismas como seres inferiores y/o menos talentosos y capaces que sus pares del sexo opuesto. Y si a esto le sumamos que esa es la visión que fomentan los libros de cuentos tradicionales… Por eso es que surge este proyecto, que tiene como objetivo principal lograr que las niñas crezcan confiando más en sí mismas. «Queremos que las niñas sepan que de verdad pueden convertirse en cualquier cosa que deseen», afirman las autoras.
¿Por qué Cenicienta y no Ceniciento?

Rebel Girls no solo cuenta historias femeninas, sino que también llama a la reflexión. Por ejemplo, en la página de la red social encontrarás un video, que aborda el tema del papel de la mujer en los cuentos infantiles, titulado «The ugly truth of children’s books». Se trata de un experimento llevado a cabo por una madre y su hija, frente a un estante de libros infantiles, del que extraen los ejemplares sin personajes masculinos, los que carecen de personajes femeninos, aquellos donde las chicas no hablan, y por último, las historias de princesas que esperan la llegada de su príncipe. De ahí surge la pregunta: ¿Por qué Cenicienta y no Ceniciento?

Haciendo referencia a este video: «Queríamos exponer esta realidad de una manera muy visual, que la gente entendiera que no exageramos cuando decimos que faltan libros diferentes para las niñas», explica Cavallo.

En la página también encontrarás otro video que enfoca esta situación, desde otro punto de vista: «Cinderfella», que ya cuenta con 33 millones de vistas. Se trata de una versión interesante de este clásico cuento de hadas, donde el protagonista (Ceniciento) es pobre chico, explotado por su padrastro y hermanastros, quien, gracias a su hado padrino puede ir al baile. La princesa lo saca a bailar, a las 12 am él sale corriendo, pierde su zapatilla, la princesa lo encuentra… ¡Felices para siempre! ¿Esta es una historia que le contarías a tu hijo? Entonces… ¿Por qué sí a tu hija?

Ahora que ya sabes esto, ¿te animarías a leerle a tu pequeña la historia de una princesa de la vida real? Comparte con nosotros y tus amigos tu opinión. De veras nos interesa conocerla…