Bormida, un pueblo fantasma

¡El alcalde de este pueblo italiano ofreció en Facebook €2.000 y alquileres baratos a sus nuevos pobladores!

¡Este pequeño y hermoso pueblo italiano, perdido entre montañas, definitivamente no quiere ser un pueblo fantasma! Recientemente, su alcalde hizo un llamamiento en Facebook que ha puesto «patas arriba» la Red de redes. ¡Y no es para menos! Júzgalo por ti mismo: «Un pueblo italiano ofrece 2.000 euros y alquileres irrisorios para aumentar su población. Bormida, el pueblo que no quiere ser fantasma».

Un anuncio que pudiera parecer común y corriente. Alquileres baratos y 2.000 euros de regalo – una oferta increíble por mudarse a Bormida, un pueblo montañoso en la región de Liguria, Italia. Su alcalde, Daniele Galliano, tomó la difícil decisión de ofrecerla como medida desesperada para aumentar la población. Actualmente en el pueblo residen solo 394 personas, y la cifra sigue en descenso.

Angustiado de ver como su localidad se convierte en otro pueblo fantasma, el alcalde decidió aprovechar las bondades de las redes sociales y lanzó una campaña de comunicación y marketing. El cheque que va de regalo para facilitar la instalación, no es la única atracción. Galliano asegura que en el pueblo se alquilarán domicilios ¡por solo 50 euros al mes y 120, si se trata de una casa familiar! Sobra decir que tales precios son imposibles de encontrar en las grandes ciudades.

Por su puesto que, por el momento, es solo una propuesta que debe ser aprobada por el consejo municipal.

Según The Guardian, esta medida desesperada no será efectiva de forma inmediata. Se deben definir ciertos detalles, y de prosperar la propuesta, esta será vigente a partir de 2018.

¿Pero cuál ha sido la respuesta? El anuncio del alcalde, públicado en Facebook, recibió multitud de mensajes de posibles nuevos vecinos. Los interesados en mudarse a Bormida son personas de Reino Unido, Estados Unidos, Brasil, e incluso, de Uganda. Ante tan abrumadora respuesta, Galliano procedió a ocultar la oferta momentáneamente, muy agradecido a todos que mostraron el interés. Horas más tarde, sin embargo, aseguró que en los próximos días darán más detalles.

El mayor problema que presentan las iniciativas de este tipo consiste en que, al ser un pueblo con menos de 400 habitantes, las ofertas de empleo son muy escasas. Varios de los interesados comentaron a Galliano que estaban dispuestos a mudarse, e incluso, renunciar al cheque de 2.000, si les garantizan un trabajo fijo en Bormida. Pero precisamente este último es un problema muy complicado.

Pero cabe destacar que es un pueblo muy acogedor, y tiene todas las esperanzas para seguir con vida. «Estamos en lo alto de una zona montañosa, pero el mar también está cerca. Aquí tenemos un estilo de vida saludable y respiramos aire limpio», — comentan en la red sus pobladores.

Y tú, ¿que piensas al respecto? ¿Te gustaría vivir en una bella ciudad perdida entre montañas, al aire limpio y puro? Comparte tus opiniones en los comentarios abajo, y no olvides preguntar a tus amigos. ¡Desearemos suerte a este pequeño pueblo luchador que no quiere convertirse en un pueblo fantasma!