Confesiones de una concubina

Conozcan a la «sugar baby», después de 5 años de vida con hombres ricos.

Conozcan a esta joven y bella mujer, llamada Simone Toon. Vive en Londres, tiene 25 años y se gana la vida haciéndole compañía a hombres ricos…

Más aún, Simone afirma que ¡ser una vividora es su vocación! En los últimos cinco años, la joven vividora ha cambiado de seis patrocinadores, que por edad, pudieran fácilmente ser su padre. Los «papiriqui» se encargaban totalmente de sus gastos y antojos, cubriendo a la chica con una lluvia de regalos de lujo.

Relojes Rolex, bolsos Chanel, coche Range Rover, e incluso, un nuevo pecho, para el cual fue necesario hacer dos cirugías plásticas – y esta no es la lista completa de los regalos de «sugar daddies» que recibió Simone.

De acuerdo con las estimaciones de la joven, para mantener su estilo actual de vida, ¡ella necesita 4.000 libras esterlinas al mes (casi $ 5000)!

Un día típico de Simone sigue el siguiente escenario. Ella se despierta cerca del mediodía, porque no tolera las mañanas. Luego va al gimnasio y está allí durante dos o tres horas.

Act seguido, pasa por solarium, salon de belleza, donde realiza la manicura y otros tratamientos de belleza. A las 4-5 horas de la tarde, Simone por fin se reune con los amigos, en la cafetería. Y solo entonces comienza su vida principal — cuando la chica se va a divertirse en los clubes nocturnos y discotecas.

Cabe destacar que los padres de la joven no se incomodan en absoluto con su estilo de vida. Según Simone, su mamá y papá no sólo están de acuerdo con su elección, e incluso, ¡se convirtieron en amigos de uno de sus antiguos patrocinadores!

La chica no tiene intenciones de cambiar su vida. «La semana pasada fui a Dubai con mi papito, y fue maravilloso. ¡Me dio 8000 libras, solo para que pudiera ir de compras y divertirme!» — comparte con emoción Simone.

Además, la heroína de nuestra historia afirma que el dinero no es la única cosa que le gusta de los hombres maduros. Un papel muy importante también jugan la confianza en sí mismo y el carisma, inherente a las personas realizadas. ¡En conjunto, todas estas cualidades los vuelven irresistibles!

A pesar de que Simón nunca ha trabajado ni pasa ninguna necesidad, el ritmo frenético de la vida que lleva, ha dejado una huella profunda en su rostro. Baste comparar una foto suya de 5 años atras y la del presente, y todo se aclara…

La cierto es que el tiempo no perdona… Por otra parte, ¿quiénes somos para juzgar a alguien? Todo el mundo elige cómo vivir su propia vida. Y tú, ¿qué piensas? ¿Crees que Simone ha hecho una elección correcta, o eventualmente se arrepentirá, tarde o temprano? Comparte tu opinión en los comentarios abajo, y no olvides de preguntarles a tus amigos, qué piensan al respecto.