Esta pareja ha vivido juntos por 72 años

Esta pareja ha vivido juntos por 72 años. Pero en el último día de su vida ¡ocurrió algo extraordinario!

Aquellos que no creen en el amor eterno, deberían leer estas líneas llenas de pasión. Después de todo, la historia de Norma y Gordon podría ablandar incluso el corazón más cínico y duro.

Gordon Yeager y Norma Stokes se conocían desde la escuela. Entre los dos surgió un amor a primera vista. Los enamorados se casaron al día siguiente de haber terminado Norma la escuela secundaria. Sobre el destino posterior de los cónyugues se podría escribir una novela, porque su vida juntos era como un gran cuento de hadas. Su vida transcurría en perfecta armonía y, literalmente, uno no podía dar un paso sin el otro.

Norma y Gordon dieron a luz y criaron a cuatro hermosos hijos. Uno de los hijos comentó acerca de la maravillosa relación de sus padres: «Puede parecer extraño, pero más que otra cosa en el mundo, mis padres simplemente querían estar uno junto al otro. Por ejemplo, mi padre ni siquiera salía de la casa antes que mi madre, aunque ella se demorara más de lo habitual. Él siempre la esperaba para tomarla gallardamente de la mano y salir juntos a la calle».

La feliz pareja había vivido juntos por 72 años, cuando se produjo la tragedia. Gordon y Norma tuvieron un accidente de coche… Ambos fueron llevados inmediatamente a la Unidad de Cuidados Intensivos. Sin embargo, las heridas eran demasiado graves, y su edad avanzada no permitió que sus cuerpos se recuperaran de tal incidente.

Aún así, la pareja se mantuvo unida hasta el último aliento, firmemente tomados de la mano. Unas horas después, el corazón de Gordon con 94 años de edad, se detuvo… ¡Pero los aparatos seguían registrando un débil latido del corazón! Resulta ser que, al estar tomados tan fuertemente de las manos, los impulsos cardíacos de Norma se transmitían a través del cuerpo sin vida de Gordon. ¡En su pecho latía el corazón de Norma!

En menos de una hora, Norma también partió al encuentro de su amado… Parecía que ella no podía vivir sin su fiel esposo. Partieron juntos hacia la eternidad, ahora son ángeles inseparables en el cielo.

Esta historia ha hecho realidad un cuento de hadas, en el que la pareja vivió feliz para siempre, y murieron el mismo día. Si esta conmovedora historia te tocó el corazón, no olvides compartirla con tus amigos.