Ratón muerto dentro del vestido nuevo

Ella se compró un vestido en la tienda Zara. Lo que encontró en su interior, es espeluznante…

Toda mujer sueña con un hermoso vestido nuevo, y cuando por fin se realiza la compra de la prenda deseada, la felicidad no tiene límite. Tal parece que no puede haber nada que pueda eclipsar este maravilloso evento. Pero allí estaba…

Lo que experimentó esta chica, llamada Cailey Fiesel, a la hora de comprar un vestido nuevo, no alcanzan palabras para describirlo.

La joven de 24 años de edad, residente de Nueva York, decidió complacerse a sí misma con la compra de tan soñado pequeño vestido negro, en una de las tiendas Zara, de Greenwich, Connecticut.

Sin sospechar nada, la chica colgó el vestido nuevo en el armario. Allí estaba colgado por casi un mes, hasta que un día, Cailey decidió ponérselo para ir a trabajar. Todo el día la estaba acompañando un olor extraño, la causa del cual la chica descubrió sólo por la noche.

«Sentí que algo rozaba mi pierna, — dice Cailey. — Al principio pensé que se trataba de una costura, o que en la tienda le hayan quitado la etiqueta magnética». Lo que no podía sospechar la chica es que le estaba esperando una sorpresa muy desagradable…

Al llegar a casa, Cailey descubrió la causa del mal olor: ¡fue un… ratón muerto, que estaba dentro de la costura!

Parece increíble, pero dentro del dobladillo del vestido de la famosa marca Zara quedó atrapado un ratón de verdad. Veamos más cerca…

Tras este increíble descubrimiento, la chica se decidió a luchar activamente contra la tienda. Cailey ha publicado un post en Twitter e interpuso una demanda contra Inditex, por daños emocionales, también por la erupción que el roedor había generado en su piel. La chica espera que pueda recibir una compensación.

La respuesta de Zara no tardó en llegar: «La marca afirma que tiene implantados unos rigurosos procedimientos internacionales de control de calidad y seguridad en todas sus prendas y en todos los procesos de fabricación, desde la confección al planchado».

No se tú, pero esta historia es bastante confusa. Muy a menudo, tales hallazgos no son más que los «golpes bajos» de los competidores, en un intento de desacreditar a la reconocida marca. Desde Zara también consideran extraño que la factura de la compra del vestido fuera de julio, y la denuncia haya llegado ¡cuatro meses más tarde!

Mientras que continúan el pleito y las investigaciones, sigue siendo un misterio la verdad o la falsedad de esta historia. ¿Y tú, qué opinas? Deja tu opinión en los comentarios y no olvides preguntar a tus amigos.