Cámara oculta en hogar de ancianos

Él instaló una cámara oculta en el pabellón de su madre. ¡Estas imágenes lo estremecieron de horror!

Un asilo de ancianos no es el mejor refugio para una persona al final de la vida. Desafortunadamente, para algunas familias se convierte en la única opción posible. Cuando un pariente anciano está gravemente enfermo, y no hay quien se pueda ocupar a tiempo completo de él, es preferible dejarlo al cuidado de estos sitios.

Sin embargo, no siempre esta decisión suele ser la correcta. Un día, cuando visitó a su madre, Camille encontró un moretón en su rostro. Prefirió no preguntarle a su querida anciana, porque, debido a la enfermedad de Alzheimer, sus recuerdos eran incongruentes, y no sabría responder.

Por eso, el ingenioso hombre no sólo se quejó a la dirección del hogar de ancianos, sino que también dejó una cámara escondida en la habitación de su madre. ¡Después de ver las imágenes grabadas, Camille se horrorizó al principio, y luego fue directamente al director de la institución!

Al ver estas imágenes, cualquier persona, como mínimo, terminaría indignándose. Los enfermeros del hogar consideraban que era una norma arrojarles a la cara de los pacientes los pañales sucios, otros olían las sábanas de los ancianos, y simplemente no les prestaban atención.

La seguridad y la atención en el asilo de ancianos, como puedes ver, también era nula. Al parecer, todos allí se hacían de la vista gorda, dejándoles hacer lo que quisieran. ¡Después de salir el hecho a la luz, todos estos trabajadores fueron despedidos, y sobre ellos cayó la deshonra, y la gerencia de la institución pidió, como pudo, disculpas al hombre y a su familia!

Si tienes un pariente internado en una institución de este tipo, nuestra editorial te sugiere tener los ojos bien abiertos, pues nunca se sabe cómo es la realidad detrás de la fachada. ¡Y no olvides compartir este post en tus redes sociales!