Consejos de sexo para la esposa ideal de la década de los 50

«Ponte bragas de color rosa, y lo tendrás a tus pies». Así educaban, en 1950, a la esposa ideal…

La revolución sexual comenzó en los Estados Unidos, y en poco tiempo, le dio la vuelta al mundo, liberando a los jóvenes del estigma de los placeres carnales. ¡Y es que no hay ningún pecado en esto! Sin embargo, esto sólo ocurrió en la década de 1960. Hasta entonces, todo lo relacionado con el sexo, era considerado libertinaje, y era censurado por la sociedad.

No obstante, las chicas de entonces sí recibían una educación sexual. Por supuesto, porque debían llegar preparadas para las responsabilidades maritales, y saber cómo comportarse frente a su futuro esposo.

Veamos cómo las revistas y periódicos americanos de la época se dedicaban a la educación sexual de las mujeres.

  1. Noche de bodas

    En los años 50, para la mayoría de las mujeres, la mera mención de la palabra sexo resultaba embarazosa. La revista «Modern Bride» publicó: «A menudo, para la joven esposa será mucho más fácil si pretende que el marido es quien tiene el control, dándole a su esposa el tiempo para prepararse para la cama. Él puede ausentarse durante 15-20 minutos, dándole la oportunidad de cambiarse de ropa y meterse en la cama».

    La publicación «Muchas mujeres», comparte este punto de vista: «Quién no se desarrolle bajo la guía del buen amante, al madurar se convertirá en una mujer fría, y todas las manifestaciones del sexo van a atormentarla. Este choque psicológico provocará un comportamiento violento en el marido».

  2. Mamá te lo dirá todo

    «La armonía en el sexo y la eugenesia», lanzada en 1934, fue la primera gran guía del sexo en circular y explicar claramente a la pareja cómo hacerlo.

    Más tarde, la prensa comenzó a instar a las madres a no esconderles a las hijas los detalles de la vida conyugal. En 1949, se publicó un artículo bajo el título: «¡No le mientas a tu hija! Tienes que decirle la verdad sobre la vida sexual».

  3. Hazle todo a tu marido… pero no te excedas

    A continuación, los psicólogos escribieron que una esposa debe estar siempre lista para complacer a su marido en la cama. Sin embargo, llamaron la atención sobre el hecho de que no hay que ser demasiado efusiva, para no convertirse en una «atractiva vampiresa».

    «Como un vampiro que le chupa la sangre a su víctima, una mujer vampiresa le chupa la vida a su hombre. Sobre todo, es necesario enseñar a las mujeres de edad, que suelen ser poco razonables en sus demandas», tal como se informa en la revista «Mujer: su sexo y el amor la vida», comenta la publicación.

  4. Desnúdate hermosa

    En esos divertidos momentos, en Nueva York, incluso, se abrió una «Escuela para desvestirse, Allen Gilbert». He aquí a una atractiva profesora, Connie Fontslau, demostrando cómo no hay que desvestirse. La hermosa June St. Clair muestra el camino correcto para exponerte ante tu hombre.

  5. Ponte bragas con ligas, preferentemente de color rosa

    Del artículo: «Los hombres aman el trasero».

    En una de sus conocidas revistas, el Dr. Robins dice: «La ropa interior debe estar perfectamente limpia, pero, aparte de eso, debe ser de la mejor calidad. En cuanto al color, preferentemente rosa. Los volantes y los encajes añaden atractivo a la ropa, y eso atrae al hombre».

  6. La mujer ejemplar no se dará cuenta de la traición

    Los psicólogos estadounidenses también insistían en que si el marido se fue a la izquierda, la mujer debía taparse los ojos con sus manos.

    Mira este divertido extracto de un artículo: «Nuestro consejo — olvidar y perdonar. O mejor aún, hacerles creer que usted no sabe nada. La infidelidad al azar no significa que ya no te ama. ¡Tal vez te ama tanto, o aún más!».

Esta actitud hacia las mujeres y hacia su vida sexual, que a nosotros nos podría resultar más bien extraña, era bastante aceptable en uno de los países más progresistas del mundo, a principios y mediados del siglo pasado. Pero los tiempos cambian, y con ellos la sociedad…

Las mujeres modernas, que ahora luchan por la igualdad de derechos, se habrían rebelado, con puños y dientes, en los años 50…

¿Cuál de estos consejos te ha sorprendido más? Cuéntanos lo que piensas al respecto, y, de paso, comparte este fragmento de la historia pasada con tus amigos de las redes sociales…