Mujer con bolsa de estoma

Ella decidió hacer una sesión de fotos, durante su embarazo. Al desvestirse, el fotógrafo quedó atónito…

Quien haya visto por primera vez una foto de Crystal Miller en la red, nunca adivinaría por qué sus fotos hicieron tanto boom en su tiempo. A primera vista, la australiana de 33 años parece una amada esposa y feliz madre de dos hijos.

Sin embargo, pocas personas saben cómo figura el cuerpo real de Crystal, bajo la ropa bien seleccionada. La mujer comenzó a luchar contra una terrible enfermedad aún siendo adolescente, y a los 22 años logró sobrevivir, a duras penas, a una difícil operación.

¡Hoy, sin embargo, la señora Miller es un ejemplo vivo para miles de sus amigas en desgracia, y disfruta de la vida como ninguna otra!

A la edad de 15 años, los médicos le dieron a Crystal un claro diagnóstico: padecía la enfermedad de Crohn. La joven niña sufría constantemente de náuseas y diarrea, y dormía hasta 22 horas del día. Durante los siguientes ocho años de su vida, los doctores hicieron todo para contener sus dolencias. Más tarde se descubrió que la única oportunidad para aliviar sus dolencias era una operación.

A los 22 años, Crystal fue sometida a una intervención quirúrgica importante. Le fue extraído por completo el intestino grueso y el ano, así como parte del intestino delgado, luego de lo cual se le instaló una bolsa para la ileostomía. Sólo después de estos cambios, la australiana logró decir adiós a la enfermedad. Alguien, en el lugar de Crystal, habría pensado que su vida había terminado. ¡Sin embargo, la mujer lo tenía todo por delante!

La bolsa de popó, y las preocupaciones relacionadas con ella, no impidieron que la hermosa mujer viviera una vida plena. La mujer encontró a su prometido, un hombre que no estaba en absoluto avergonzado por sus peculiares cambios fisiológicos. ¡Por otra parte, con el tiempo, la australiana se convirtió en madre, y dio a luz a dos hijos maravillosos!

Por supuesto, también hubo complejidades. Así, por ejemplo, durante el primer embarazo, Crystal tuvo una ruptura del intestino, y por poco con sufrió una contaminación sanguínea. Y los problemas fueron aún mayores durante la segunda concepción. Sin embargo, ahora todos están vivos, sanos y se sienten muy bien.

Solo las personas que sufren los efectos de la enfermedad de Crohn, pueden comprender la lucha que lleva la australiana. Esta alegre madre de dos hijos se convirtió en un ejemplo vivo para decenas de miles de personas obligadas a vivir con una bolsa en el estómago. Crystal les demuestra que, incluso con una colostomía, una mujer puede vivir una vida plena, ser amada, deseada y, además, tener hijos.

Shannon, el esposo ayuda a su amada en todos los esfuerzos. El hombre entiende perfectamente lo importante que es su apoyo para Crystal, y no esconde que sus sentimientos son todavía tan fuertes, como en el primer día en que se conocieron.

Muchos, por supuesto, creen que la australiana está esparciendo su historia y cicatrices para que todos la vean. Pero, vivir con una colostomía no es muy placentero que digamos. El ejemplo de Crystal ayuda a miles de personas a sentirse personas con pleno derecho, en lugar de seres forzados a ocultar a como dé lugar, su cuerpo de todas las miradas y preguntas. ¡Por eso es tan importante el trabajo de esta madre de 33 años!

Si también piensas que las personas con estoma merecen una vida normal, comparte este artículo con tus amigos de las redes sociales…