Vestidos escandalosos de Melania Trump

¿Melania Trump dejó el sujetador en casa? Los 20 vestidos más atrevidos de la primera dama de los EE.UU.

Cuando Melania Trump se convirtió en la primera dama de los Estados Unidos, no dio razones para dudar de su gusto, en cuestiones de moda. ¡En todas partes y ocasiones se ha visto impresionante y elegante, al mismo tiempo! Sin embargo, los críticos corrosivos, y siempre atentos al detalle, no podían pasar por alto un pequeño desliz…

La primera dama fue a una visita oficial a Polonia, con un vestido multicolor, dando una impresión que muchos consideran inapropiada para una reunión de negocios. Las imágenes son claramente evidentes: ¡La señora Trump no llevaba ropa interior!

Las imágenes de la esposa del presidente de los Estados Unidos han cautivado a todos los medios del mundo, lo que ha provocado que, sobre su cabeza, se vierta un cubo de numerosas críticas. Aun así, de vez en cuando, Melania ama a sorprender al público con sus gustos de ropas.

Al llegar a la delegación de Corea del Sur, Trump volvió a ser el centro de atención. La razón, su delicado vestido crema, de Roland Mouret, que hace hincapié en su busto, y en la ausencia de ropa interior…

Desde que Donald Trump ganó las elecciones presidenciales, los trajes de Melania se hicieron más modestos. ¡Si nos fijamos en cómo se vestía anteriormente, cabe señalar que sus vestidos dejaban ver su cuerpo casi tal y como vino al mundo!

Durante el segundo debate de política con Clinton, Melania Trump atraía la atención de todos los espectadores. ¡A través de su camisa fucsia de Gucci, claramente, se le veía el pezón!

Da la impresión de que el marido de Melania apoya sus glamurosos vestidos. ¡Bueno, en «tiempos de guerra», todas las armas son buenas, ¿no?!

Parece que la primera dama no es muy amante de los sujetadores. En julio del año 2016, durante el congreso del Partido Republicano, la esposa de Donald Trump apareció con un vestido blanco Roksanda, y sobra decir que la sombra del sujetador no se observó.

He aquí la vestimenta ideal, con bolso incluido, para las negociaciones comerciales, o al menos así lo pensó Melania. Esta sola vez, la dama se vio obligada a llevar un sujetador, o al menos una etiqueta especial para cubrir sus pezones…

Otro vestuario único del 2012. Aquí llevaba un vestido esmeralda, bajo el cual tampoco tenía sostén. ¡Difícil de pasar desapercibido, ¿no crees?!

En 2011, Melania usó un vestido rojo, con un cinturón fino, complementado con sandalias elegantes. Como ya habrás adivinado, la ropa interior no estaba bajo su vestido.

Sin embargo, todos los trajes anteriores pueden ser considerados el colmo de la modestia. De hecho, la esposa de Donald Trump se ha vestido mucho más explícita.

Melania Trump sí que sabe de provocaciones. ¿Tú qué opinas? ¿Dado su cargo político actual, esta ex modelo esloveno-estadounidense, y ahora primera dama de los Estados Unidos, debería seguir sorprendiendo al público, o debería comportarse de manera más modesta? Comenta, y comparte el post con tus amigos de las redes sociales…