Experimento con la soledad

Ellos acordaron pasar 5 días en una celda solitaria, sin contacto con nadie. Pero, 4 horas después…

El ser humano es una criatura principalmente social. Todos necesitamos mantener un contacto regular con la sociedad de una forma u otra, para mantener nuestra estabilidad emocional.

Por supuesto, siempre hay excepciones a esta regla. Los ermitaños son capaces de vivir años sin comunicarse con el mundo exterior. Estas personas, a menudo, son percibidas con respeto y cierta aprensión.

Para la mayoría, sin embargo, una ruptura completa con la sociedad es extremadamente dolorosa. Recientemente, un grupo de expertos del canal británico Channel 5, pusieron a prueba esto en el set de un nuevo programa de televisión «In Solitude», que podría traducirse como: «En soledad».

Cinco voluntarios se ofrecieron para participar en este inusual proyecto. Según los términos del acuerdo, cada uno de ellos tendría que pasar cinco días consecutivos en una pequeña habitación, sin ningún contacto con el mundo exterior.

Un inodoro, un lavabo, una cama y comida en cantidad suficiente para el período de prisión voluntaria, eso es todo lo que estaba en las habitaciones de los protagonistas del programa. Además, cada uno de ellos podía traer tres objetos o temas, siempre que entre ellos no hubiera dispositivos electrónicos.

Los voluntarios tenían sus propias razones para participar en el programa. Así, por ejemplo, Charmaine, de 28 años, solo quería entrenar su autocontrol. ¡Esta mujer, que está entrenada para ser enfermera, pensó que iba a durar más tiempo, pero sólo pudo estar a solas consigo misma durante cuatro horas!

Según ella, al principio solo estaba aburrida, pero luego vino una serie de ataques de pánico y anhelo. En la segunda hora de su encarcelamiento, abrió una carta alentadora de su marido, que planeaba ahorrar para el tercer día. Y un par de horas después presionó el botón, pidiendo ayuda.

Así fue que Charmaine se convirtió en la primera participante en «volar» del programa. El siguiente fue George, presentador de televisión. Un día después, el hombre, acostumbrado a la constante actividad, comenzó a tener con ataques de agresión.

El propio George dijo más tarde que el factor que lo «golpeó» fuera del programa fue el aburrimiento permanente. Además, el hombre estaba enormemente molesto por la incapacidad de rastrear las transiciones entre el día y la noche.

Cuando la furia hizo que George gritara ante las lámparas que brillaban demasiado en su armario, el presentador de televisión se dio cuenta de que era suficiente. Otros cuatro días para estar solo consigo mismo eran demasiados para soportarlos, por lo que también dejó el proyecto.

Sarah, de 36 años de edad, es una madre soltera, que llegó al programa de televisión por la misma razón que Charmaine. Quería probar su propia fuerza de voluntad. Irónicamente, la mujer logró mantenerse por un período de cinco días, aunque los psicólogos que la observaban comenzaron a preocuparse.

Al principio, Sarah sufrió una ansiedad inexplicable. El temor la embargaba tanto, que la desafortunada incluso vomitó en el lavabo. Después, comenzó a ver alucinaciones, pero al final del plazo designado, simplemente se postró en la cama.

Lloyd, de 28 años de edad, según el mismo admitiera, sufrió un excesivo apego a las redes sociales. El tipo estaba literalmente «atrapado» en su teléfono inteligente durante días, y llegó al programa para alejarse por algún tiempo de la Internet. Cuando el aburrimiento se hizo palpable, comenzó a hablar con las cámaras, e incluso se quedó de pie frente a la pared, pero, aun así, completó sus cinco días.

Lo más fácil fue con Lucy. Ella fue a la prueba preparada, llevando consigo un juego de rotuladores y un paquete de papel. Como resultado, la chica blogger dibujó los cinco días, tomando pausas sólo para la comida, la higiene y el sueño. Como resultado, Lucy soportó la prueba con un mínimo de estrés.

A continuación, puedes ver el trailer de este polémico programa de televisión. Por cierto, sus autores han sido acusados repetidamente de crueldad excesiva hacia los sujetos de la prueba. En respuesta, se dijo que los participantes en el experimento sabían perfectamente lo que estaban haciendo, fueron voluntarios y podían interrumpir la prueba en cualquier momento.

Para nosotros, los habitantes del mundo moderno, con acceso a Internet 24/7, desde cualquier punto del espacio, tal experiencia parecería una nimiedad. Sin embargo, pasar cinco días a solas no es tan fácil como parece.

¿Tú qué opinas de esta curiosa experiencia? ¿Te atreverías a pasar de ermitaño por cinco días? Escríbenos en los comentarios, y comparte el post con tus amigos…