Trucos para no ahogarse

Para no hundirse, este hombre golpeó varias veces el agua con las manos. ¡Al ver el resultado, te sorprenderás!

La única cosa certera en la vida humana es que nada es certero, y nunca puedes decir con seguridad: «Eso no me va pasar a mí». Por eso se hace absolutamente necesario armarse de conocimientos y habilidades de supervivencia, porque tal vez en algunas circunstancias éstas te salvarán la vida, o serás un «ángel de salvación» para alguien, salvando su vida o su salud.

Es cierto que no todos los días la gente se ahoga, pero lamentablemente los accidentes suceden, y los naufragios ocurren incluso a las personas expertas en natación. Si por casualidad te encontraste en una situación similar, lejos de la orilla, y necesitas desesperadamente encontrar una forma de mantenerte a flote el mayor tiempo posible, hasta que llegue el rescate, este post es para tí.

Recuerda que en tal situación lo más importante es concentrarte, controlar tus nervios y actuar rápidamente. Lográndolo, ganarás tiempo y ahorrarás fuerzas para realizar todas las acciones necesarias. Después de leer este artículo, tendrás una idea de cómo mantenerte mayor tiempo flotando en el agua, sin fatigarte. Un marinero experimentado compartió esta curiosa técnica. Pero es importante aclarar que este método es efectivo solo si la persona envuelta en tal situación sabe nadar o al menos es capaz de mantenerse a flote.

En fin, hoy Quepasada.cc comparte contigo un secreto, un truco que, de seguro, pocos conocen, pero que puede ser muy exitoso, si lo practicas con la inmediatez. Y todo lo que necesitarás para ello — ¡son tus pantalones!

Modo de actuar

1. Como ya se ha mencionado, para realizar esta técnica, necesitarás de tus pantalones. Si caíste al agua con pantalones puestos, debes calmarte y procurar quitártelos . El tipo de pantalones no tiene importancia.

2. Ata las dos patas del pantalón con un nudo y refuérzalo con otro más. El resultado será algo parecido al círculo. Póntelo en el cuello.

3. Ahora comprueba la ubicación del cierre del pantalón. Este debe quedarse en posición hacia abajo, hacia el agua, ¡y permanecer cerrado!

4. Todo está listo, ahora lo único que falta es ejercer golpes con las palmas de las manos sobre la superficie del agua. De esta forma las burbujas de aire quedarán atrapadas dentro del pantalón colocado alrededor del cuello, llenándolo de aire y convirtiéndolo en una especie de salvavidas.

Es asombroso, pero esta increíble técnica puede lograrse utilizando cualquier tipo de pantalón, ¡hasta el más simple! Observa este video que muestra detalladamente todos los pasos a seguir.

Si practicas este método, lograrás hacerlo con bastante rapidez. Admítelo, cuando se trata de salvar vida, todos los procedimientos y esfuerzos son válidos. Ármate de esta experiencia y ponla en práctica, ¡y no te olvides de compartirla con tus amigos!