Tratamiento contra el dolor de garganta

¿Te duele la garganta? Prueba esto: ¡En tan sólo 4 horas, los síntomas habrán desaparecido!

Probablemente, cada uno de nosotros ha padecido alguna vez de amigdalitis (coloquialmente conocida como angina), una desagradable enfermedad, causante de un montón de problemas y molestias. Entre sus síntomas destaca un dolor insoportable en la garganta…

El dinero nunca es suficiente para comprar medicamentos en la farmacia, y su eficacia no está garantizada. ¡Afortunadamente, la medicina tradicional está siempre dispuesta a ayudar! ¡Qué pasada! se complace en compartir contigo una receta de eficaces remedios caseros, que pueden fácilmente ayudar a reducir, o incluso eliminar, los síntomas de la angina. ¡En un santiamén!

Remedio para el dolor de garganta

Tras la detección de los primeros signos, es importante comenzar la terapia lo antes posible. Aunque nuestro remedio casero no descarta la visita al otorrino-laringólogo, quien determinará si es necesaria la prescripción de medicamentos, sí ayuda a controlar la enfermedad en mucho menos tiempo, por lo que es un excelente complemento para la terapia.

¿Cuál es el secreto? Pues: ¡La remolacha! Este maravilloso vegetal es perfecto para eliminar el dolor en la garganta, y no sólo eso…

Beneficios de la remolacha contra la angina

  1. Elimina la infección y reduce la inflamación de la garganta.
  2. Tiene un efecto antimicrobiano significativo.
  3. Reduce el dolor.
  4. Fortalece la inmunidad local.
  5. Aumenta la elasticidad de los capilares y normaliza el flujo sanguíneo.
  6. Suaviza las flemas y elimina la placa purulenta.

La terapia con remolacha es muy simple. Sólo necesitas extraerle el jugo, con la ayuda de un exprimidor, una licuadora o rallador, y el resultado no te hará esperar mucho tiempo.

Procedimiento

  1. Quizás, esta sea la receta más eficaz: Mezcla 200 ml de jugo de remolacha con 1 cucharada de vinagre de manzana. Calienta este «cóctel» en un horno microondas, a 30-35 °C. Haz gárgaras al menos 6-7 veces al día, hasta la recuperación completa.
  2. Cuando ha comenzado el proceso purulento, se recomienda hacer gárgaras con una solución de remolacha y jugo de cebolla. Diluye agua y jugo de remolacha en iguales proporciones. Añade una cucharada de jugo de cebolla por cada 150 ml de la mezcla. La frecuencia de enjuagues no debe ser mayor a 3 horas.

  3. Por cierto, el jugo de remolacha es el remedio perfecto para la rinitis. Mezcla el jugo de remolacha y agua, en partes iguales. Añádele un poco de miel. Échate 4 gotas en cada fosa nasal, cuatro veces al día. Este procedimiento extiéndelo durante 6-7 días.
  4. Esta receta es simplemente indispensable en la amigdalitis viral. Mezcla 100 ml de jugo de remolacha con 100 ml de agua y 1 cucharadita de jugo de limón. Enjuágate la garganta adolorida con esta mezcla, por lo menos 5-6 veces al día.
  5. Si padeces frecuentes recaídas de la enfermedad, se recomienda que bebas una decocción de la remolacha. Toma 1 kg de este vegetal, sin quitarle la raíz, y hiérvelo en 2 litros de agua. Cuando la remolacha esté blanda, vierte el caldo en un recipiente aparte. Bebe 50 ml de este caldo, 3 veces al día, enjuagándote la garganta.

Puedes almacenar esta solución en el refrigerador. Antes de su uso, es bueno calentarla un poco. Después de 1 mes de esta terapia, te sentirás mucho más saludable, y podrás fácilmente hacer frente a esta desagradable enfermedad.

Todas las personas pueden hacer gárgaras de remolacha, excepto si padecen de hipersensibilidad a esta raíz. Por otra parte, si padeces de gastritis, cálculos renales, diabetes y osteoporosis, sería bueno consultar a tu médico, antes de comenzar alguno de estos tratamientos.

Por último, asegúrate de compartir este artículo con tus amigos. ¡Vela por tu salud, y la de los tuyos!