10 trucos de maquillaje muy útiles

10 super trucos cosméticos que ahorran el tiempo. Toda chica debería conocerlos.

¿Alguien habrá calculado, cuánto tiempo le dedicamos diariamente al espejo? Nos apoyamos en el arte de maquillaje para resaltar nuestros mejores atributos, nos esforzamos en ocultar cualquier imperfección del rostro. Sin embargo, pocos saben que este arte esconde unos secretos muy sencillos, pero útiles.

Hoy ¡Qué pasada! te propone conocer algunos trucos cosméticos que toda chica debería conocer. A partir de hoy, un buen maquillaje ¡convertirá en tu arma secreta!

1. Cuida bien brochas y pinceles para maquillar.

No es necesario desechar tus brochas y pinceles… les puedes alargar su vida útil casi para toda la vida. Con estos trucos podrás mantenerlos en muy buen estado.

Primeramente, nunca los dejes sucios, pues los cosméticos suelen dañarles sus cerdas. Lávalos regularmente con champú o un detergente suave para platos, y luego sécalos, colocándolos sobre una toalla de papel. Bajo ningún concepto los dejes sumergidos en agua, pues un contacto prolongado con el agua puede dañarlos permanentemente.

2. No rehagas tu maquillaje, mejor refréscalo.

Si tienes planes para la tarde, y tu maquillaje del día se dañó un poco, no tienes que rehacerlo… mejor refréscalo. Aplica una capa delgada de tu maquillaje líquido facial y retira el exceso con una toalla de papel. Un poco de polvo compacto creará un efecto aterciopelado en tu rostro.

3. Renuncia a los exfoliantes corporales costosos.

Las tiendas están colmadas de productos cosméticos costosos… pero lo cierto es que puedes obtener una piel de seda con unos pocos ingredientes caseros.

Elaborar tu propio exfoliante corporal es muy sencillo: mezcla 4 cucharadas de azúcar o sal con 3 cucharadas de aceite de oliva. Si lo deseas, puedes agregar unas gotas de algún aceite aromático, con aroma a lavanda o toronja. Aplica esta mezcla en tus brazos y piernas antes de bañarte, masajéalos suavemente y luego toma una ducha con agua tibia. ¡El resultado es increíble!

4. Cuida tus labios.

Unos labios suaves y bien cuidados siempre lucen perfectos. Para lograr este efecto, no necesitas comprar ningún remedio especial. Mezcla un poco de azúcar moreno, aceite de oliva y extracto de vainilla, en proporciones iguales. Aplica el exfoliante y masajea tus labios con suaves movimientos, y luego retíralo con una toallita húmeda. Tus labios estarán listos para que apliques tu maquillaje habitual.

5. No es necesario comprar una base para maquillaje de un tono más oscuro.

¿Te gusta la variedad de tonos de piel? Si es así, no necesitas disponer de una gran cantidad de bases para maquillaje. Puedes lograr un tono más oscuro si le agregas un poco de bronceador en gel a tu maquillaje facial. Es muy económico… ya no necesitarás comprar una base líquida nueva.

6. Evita cantidades exageradas de polvo compacto.

Durante tu sesión de maquillaje, no necesitas aplicarte constantemente el polvo compacto. Mejor aplícalo una vez, justo antes de salir de casa. De esa manera evitarás el efecto totalmente innecesario de una piel «horneada».

7. «Asegura» tu pintalabios.

¿Tu pintalabios desaparece antes de lo esperado, y tienes que retocarlo frecuentemente? La solución está en asegurarlo, aplicando un poco de polvo compacto sobre una toallita facial, la que luego presionarás suavemente con los labios. Este truco esconde otro secreto: tus dientes no se mancharán de labial.

8. ¿Ojos de gato perfectos? ¡Es fácil!

¿Te encanta el delineo con forma de «ojos de gato», pero aún no te sale como desearías? ¡Es muy fácil! No necesitas ser una profesional para ello. Utiliza una cinta adhesiva y delineador de lápiz. El truco está en pegar un pedacito de la cinta en el extremo exterior de tu ojo con el ángulo requerido y dibujar la línea.

9. Retira el exceso de rímel del cepillo.

Lograr el efecto de pestañas naturales y voluminosas es muy sencillo. Solo necesitas un rímel y una toallita de papel. Pasa un par de veces el cepillo de tu rímel por la toalla para retirar el exceso del producto y luego aplícalo sobre tus pestañas. ¡Lucirán de maravilla!

10. Vaselina para quitar el maquillaje.

Existen muchos productos para retirar el maquillaje, pero no los necesitas… La vaselina puede reemplazar perfectamente tu desmaquillador. Aplica una pequeña cantidad de este producto en una bola de algodón, pásala por tu rostro y lávatelo con abundante agua. Incluso los cosméticos más duraderos no podrán resistirse a este remedio.

Como vez… el secreto está en aplicar las técnicas del maquillaje correctamente, con la ayuda de unos pocos trucos. ¡El resultado será espectacular! No necesitas ser una profesional del maquillaje para lucir siempre glamurosa. Comparte estos consejos con tus amigas, seguramente les serán de mucha utilidad.