Transformación de las abuelas

¡Cuando esta señora de 61 años cayó en manos de un estilista, quedó irreconocible!

Admítelo, todos que han tenido suerte de participar en un show de transformación, por lo general, experimentan un cambio drástico, más allá del reconocimiento. Y estos cambios, por supuesto, hacia lo mejor. Da la impresión que los estilistas y maquilladores conocen un secreto que tiene el poder de convertir, incluso, a la última «cenicienta» en una reina de belleza.

En uno de los recientes show de transformación participaron dos hermanas, que llegaron de Idaho a Nueva York, para celebrar el cumpleaños de una de ellas. Deb, de 55 años, y Sandy, de 61 años, lucían mucho más viejas para su edad.

Pero cuando los estilistas pusieron manos a la obra, fue todo un milagro. El cabello aclarado y alisado, un buen maquillaje, la ropa y accesorios debidamente elegidos — y en un santiamén, ambas mujeres quedaron como diosas.

Es agradable observar cómo cada uno de los personajes, al final del programa, sale sonriendo de felicidad, hecho otra persona, rejuvenecido y sin complejos respecto a su apariencia. Tal transformación, como dicen los psicólogos, es bueno experimentarla con frecuencia, para sentirse bello, amado, alagado, necesario, para rellenar el recipiente de la armonía en el interior.

¿Qué te pareció este cambio tan espectacular? ¿Estás de acuerdo con que ahora las mujeres se ven mucho más agradables? Deja tu comentario abajo y no dudes en compartir el artículo co tus amigos y allegados.