Sueño agudiza la memoria

Excelente táctica para ejercitar la memoria, mientras dormimos. ¡Una técnica muy útil!

El interminable cambio del dia por la noche y viceversa ha formado a través de los siglos el estilo de vida de los seres vivos en nuestro pequeño y hermoso mundo. Cada noche nuestra mente se desconecta por varias horas, pero no así el cerebro. Este sigue trabajando activamente, procesando y asimilando lo aprendido en el transcurso del día. Es más, todos los estudios recientes coinciden en que la salud y el buen funcionamiento de nuestro cuerpo están estrechamente ligados a nuestro descanso nocturno. Pero el buen sueño no solo es esencial para lograr eficiente descanso, también es fundamental en el proceso de aprendizaje y memorización.

Un estudio, publicado en Cortex, prestigiosa revista de los estudios del comportamiento del sitema nervioso, indica que el dormir duplica las probabilidades de recordar información previamente olvidada. Sueño profundo y reparador hace que los recuerdos sean más accesibles, y nuestra capacidad para recordar se agudice al máximo.

Múltiples voluntarios han participado en el experimento que consistía en tratar recordar palabras inventadas. Al 50% de los participantes, las palabras les fueron dichas antes de irse a dormir, y a los otros — después de 12 horas de estar completamente despiertos. Aquellos que tuvieron el sueño reciente, fueron capaces de recordar mejor las palabras, que los que permanecieron despiertos por más tiempo.

El Dr. Nicolás Dumay, eminente psicólogo de la Universidad de Exeter y jefe del proyecto, afirma que el sueño puede duplicar la capacidad de memorizar y las posibilidades para recordar el material previamente estudiado. Al dormir, la accesibilidad de la memoria posterior se agiliza, por lo que durante la noche se agudizan los recuerdos, guardados en la misma. Esto significa que, durante el sueño, nuestro cerebro se mantiene activo, ensayando la información, marcada precisamente como la más importante.

Según Dumay, el impulso de la memoria viene del hipocampo, el «almacén de nuestra memoria», una importante parte del cerebro que juega papel crucial en la formación del recuerdo. Durante el estado del sueño, los episodios de información, recientemente codificada, se descomprimen, y se reproducen en la región del cerebro, involucrada originalmente en su captura y aprendizaje.

Asi que no lo dudes — es más efectivo dormir bien que estudiar un tema durante toda la noche. Aprovecha que nuestro cerebro nunca descansa y repasa tu lección antes de dormir, así tendrás bien consolidado todo lo que aprendiste.
¡Comparte este importante artículo con tus amigos!