Remodelación de una vieja casa

Muchos pensaron que esta casa era la peor herencia del mundo… ¡Pero ahora es la envidia de todos!

Todos sabemos que la reparación de una casa o apartamento es una tarea de titanes. Así es, sobre todo cuando la vivienda en cuestión está en muy mal estado. Por eso, cuando el resultado ya es tangible, no podemos evitar sentirnos felices y orgullosos de nosotros mismos. La historia de hoy es un vivo ejemplo de esto.

Nuestra heroína recibió una vieja y derruida casa, inhabitada desde hacía más de 30 años, como herencia de su tatarabuela.

El interior de la vivienda también dejaba mucho que desear…

La casa abarcaba un área de cerca de 65 metros cuadrados. Su nueva propietaria sabía que le esperaba mucho trabajo, pero ganas no le faltaban, y estaba dispuesta a todo por hacer la vivienda habitable…

Mirando estas fotos, nadie creería que la mujer tenía pensado trasladarse aquí después de la reparación.

La casa en sí no tenía daños estructurales serios. Solo una pequeña parte de la pared del baño estaba estropeada por el agua. De hecho, para ser una casa antigua y deshabitada, se conservaba bastante bien.

La casa necesitaba unos arreglos básicos, y una renovación del inmobiliario. ¡Por fin, el trabajo ha comenzado!

Lo primero fue renovar las instalaciones eléctricas y sanitarias…

Se repararon los exteriores, y se renovó la pintura.

¡Cuando todo estuvo listo, no pudimos evitar una exclamación de incredulidad!

¡La cocina es simplemente magnífica!

Y también hay un lugar para la intimidad…

¡Todos están muy felices con el resultado!

La labor de esta mujer no puede menos que asombrarme. ¡Convertir una casucha vieja e inhabitable en esta preciosa casa es un logro enorme! Me quito el sombrero…

Si te gustó el material, compártelo con tus amigos. Tal vez se animen a remodelar sus propias casas… ¿Quién sabe qué milagros saldrán de allí?