Una rara forma de miasis.

Esta niña, de 10 años de edad, sintió que en su boca algo que se arrastraba… ¡Qué escalofríos!

Ana Cardoso, la pequeña de 10 años de edad, residente de la capital de Brasil, una vez se volvió hacia su madre con una queja extraña. Hace días estaba sintiendo que en su boca se arrastraba algo ajeno. Además, la niña sentía un extraño hormigueo en las encías.

Al examinarle la boca a su hija, la madre, por si acaso, le aconsejó a la pequeña cepillarse los dientes con más diligencia. Sin embargo, para el final de la semana, los síntomas misteriosos de Ana se intensificaron, a pesar de todas las medidas tomadas. Las sensaciones dolorosas no se repitieron, pero la asustada madre decidió no demorar más.

Al día siguiente, la chica estaba sentada en el sillón dental. Al revisar la boca de la niña, el dentista determinó rápidamente la causa del problema. Resultó que en la encía de la colegiala se habían hospedado… unos gusanos.

Afortunadamente, la pequeña estuvo muy tranquila y paciente, permitiéndole al médico extraer rápidamente a los intrusos. Al final, el dentista le sacó de la boca de la chica… ¡15 larvas!

Habiendo examinado de cerca las larvas extraídas, el médico llegó a la conclusión de que Ana fue víctima de una rara forma de miasis. Esta enfermedad parasitaria, causada por larvas de mosca, que invaden el cuerpo humano y las demás especies, es observada a nivel mundial, pero predomina en la zona tropical y subtropical.

Por suerte, la familia de la pequeña acudió rápidamente al médico, y los viles gusanos fueron rápidamente eliminados. ¡Sin lugar a dudas, un retraso podría traer graves consecuencias para la salud de la chica!