Quién dijo que esas son las posiciones incómodas para dormir

Un niño con sueño se duerme comoquiera y dondequiera, sin importar el momento ni el lugar. ¡Estas 20 pruebas te lo demuestran!

¿Te has preguntado de dónde sacan tanta energía los niños? Esos adorables diablillos de casa seguramente te parecerán incansables… siempre de un lado a otro sin parar, hasta tal punto que no ves el momento de que el sueño los reclame por un rato. La verdad es que cuando la batería se les agota, nada importa la postura o el lugar.

Quepasada.cc te ha reunido estas divertidas y sorprendentes fotografías de 20 criaturas que fueron vencidas por el sueño en las situaciones y lugares más inesperados. ¿Cómo es que pueden descansar así?

¿Crees que podrías dormir así?

Este desayuno me dio sueño…

Ir de compras es agotador. Voy a dormir un poco.

¡Lo principal es llegar al asiento!

Esperaré a papá Noel escondidito debajo del árbol.

Casi llega… pero no. El sueño fue más fuerte.

Creo que yo también dormiría así, si tuviera tanta elasticidad…

Mamá, luego seguimos… ahora vamos a recargar las baterías.

¿Quién dijo que estoy incómoda?

Con un poco de equilibrio se puede dormir de pie.

¿Quién debía vigilar a quién?

Cuando los monstruos debajo de la cama no te asustan…

Papi, despiértame cuando lleguemos a la playa.

Yo no me comí toda la mermelada…

No estoy durmiendo, solo estoy analizando el terreno.

Esta idea solo puede ser de papá.

El sueño puede llegar cuando menos te lo esperas.

Si estoy tan cerca del suelo ¿por qué no tomar una siesta?

¡Paciencia nivel máximo!

Cuando de dormir se trata…

¡El sueño es inevitable… sobre todo en esas traviesas criaturas que sacan energía de donde no hay! Y cuando llega no cree en la conveniencia de un lugar cómodo para descansar. Solo observa estas graciosas imágenes que hablan por sí solas. Lo importante es recargar las baterías para seguir retozando después…

Comparte este post con tus amigos para que se diviertan con las fotografías de estos pequeños que fueron sorprendidos por el sueño en las posturas más incómodas.