Peques que se durmieron cómicamente

15 pruebas de que los niños pueden dormir donde quieran y como quieran. ¡La cama es para los blandengues!

Sin dudas, todos los padres adoran cuando sus pequeños se van a la cama. Por fin, en ese momento tan esperado, los padres pueden respirar tranquilos, relajarse y llenarse de nuevas energías. Pero a veces, los niños de repente se quedan dormidos de una forma tan linda, que dan ganas de coger la cámara y capturar la tierna fotografía de esos peques dormilones, en lugar de irse uno a tomar siesta. Esto fue lo que hicieron los padres de estos niños, cuyas fotos Quepasada.cc presenta a continuación.

Como puedes ver, la filosofía infantil es simple: no importa donde te encuentres y que estes haciendo, si el sueño te ha vencido, ¡ríndete sin discutir!
¡Dulces sueños, pequeños!

Faltó solo un pasito para llegar a la cama…

No estoy interesada en hacer compras.

¿Todavía no quieres cargarme en los brazos?

Me he cansado…

Más cerca del cuentecito.

Para dormir dulcemente, la pose no es tan importante.

Se me fue el tiempo probando el calzado…

Dormir al aire libre ¡es lo más divino!

Fue muy sabroso, ¡gracias!

Padres, ¡rescátenme!

La comodidad está ante todo.

Al menos, no se caerá de la silla…

Después de la incansable búsqueda del juguete.

Dormir en posición de split — es una garantía del gran futuro en gimnasia.

Dormimos la siesta con mi mejor amigo.

Ahora ya de adulto, ¡como envidio a estos pequeños dormilones! Me pregunto, si de niño también me quedaba dormido tan graciosamente. Si te han entretenido estas fotos, no dejen de compartirlas con tus amigos. Pero no se duerman, que aún hay mucho trabajo por delante.