Patatas gratinadas a la francesa

Patatas gratinadas a la francesa: tierno y sabroso plato. ¡Se prepara en un abrir y cerrar los ojos!

Incluso si los platos de patatas no son en alta estima en tu cocina, es imposible resistirse a este gratinado a la francesa. Las papas, la crema de leche y el queso juntos forman un delicado y exquisito ramo de sabores. Elije tal queso que se derrita bien y que no esté demasiado salado.

Este plato, servido caliente, adornará cualquier mesa festiva, gracias a su excelente sabor. Cocínalo con alegría, imaginándote en algún lugar de la bella ciudad francesa, tarareando una romántica canción.

Patatas gratinadas a la francesa

Ingredientes:

  • 1kg de patatas
  • 1 vaso de crema de leche
  • 100g de queso duro
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • perejil y eneldo
  • sal y pimienta negra molida
  • nuez moscada molida
  • mantequilla

Preparación:

1. Prepara los ingredientes.

2. Corta la cebolla en aros y fríela.

3. Corta las patatas en rodajas finas.

4. Pica finamente las verduras y el ajo.

5. Engrasa la cazuela abundantemente con la mantequilla. Coloca la papa en el fondo, poniendo entre las rodajas los aros de cebolla. Échale la sal y pimienta al gusto. Añade una pizca de nuez moscada, verduras y el ajo.

6. Vierte la crema de leche y cúbrelo todo con queso rallado, usando un rallador grueso.

7. Cierra la tapa o cubre con papel aluminio. Coloca en un horno precalentado a 200 grados por unos 40 minutos. Luego, retira el papel de aluminio o la tapa y pon nuevamente la cazuela en el horno durante 20 minutos más, hasta que las papas estén bien cocinadas y el queso esté tostado.

¡Este delicioso platillo está listo, conquistando a todos con su fragante aroma! Al igual que todos los platos horneados, es mucho más sabroso inmediatamente después de terminada la cocción. Sirve las patatas al momento a la mesa, para deleitar a todos con su exquisito sabor.

Recetas sencillas también pueden ser apetitosas y ricas. Un poco de tiempo y un mínimo de esfuerzo, y el resultado puede ser ¡todo un plato de primera! Cuéntales a tus amigos de esta maravillosa receta de patatas a la francesa. Recuerda que las papas no son solo para freír.