Que hacían las embarazadas en el pasado

7 cosas locas que hacían las mujeres embarazadas en el pasado.

En todos los tiempos y épocas remotas, las mujeres embarazadas han tratado de asegurar al futuro bebé, en lo posible, el bienestar y un ambiente confortable. Sin embargo, las embarazadas en el pasado, a menudo, carecían de conocimientos básicos sobre qué era realmente útil para ellas y sus proles. No les quedaba más remedio que seguir consejos y tradiciones, a menudo, salvajes y espeluznantes…

La redacción ¡Qué pasada! te informará sobre siete cosas impactantes que hacían las embarazadas en el pasado.

Corsés apretados
Las mujeres querían lucir siempre bellas, incluso, durante el embarazo. Así que, la moda del momento, que era la cintura de avispa, proponía para las futuras madres un corsé especial que apretaba al máximo el estómago. ¡Más aún, muchos argumentaban que estos accesorios eran útiles para el futuro bebé y su madre! Ya que, supuestamente, ayudaba a la mujer mantener la postura correcta, y así el niño se formaría más fuerte.

Por cierto, de acuerdo con una versión, el primer corsé fue inventado para la reina española Juana de Portugal en 1468. Ella quedó embarazada de su amante y ordenó que le hicieran un accesorio especial de metal, para ocultarlo.

Hábito de fumar
Ahora en cada paquete de cigarrillos, en grandes letras, aparece escrita la advertencia sobre los peligros de la nicotina. ¡Pero a principios del siglo XX, el tabaquismo se consideraba beneficioso para las mujeres embarazadas y las madres jóvenes! Se creía que contribuía a una mejor digestión y la normalización del metabolismo. ¡Incluso los carteles de aquellos años hacían llamados a las madres jóvenes a fumar!

Embarazo bajo anestesia
Incluso en nuestros tiempos, son frecuentes las muertes debido a alergias a la anestesia, por lo que el proceso de alivio del dolor se considera cuidadosamente. ¡Sin embargo, en el cruce de los siglos XIX-XX, algunos médicos recomendaban a las pacientes respirar cloroformo durante el embarazo!

No obstante a sus propiedades anestésicas, el cloroformo afecta negativamente el sistema nervioso central, por lo que las mujeres, a menudo, abortaban espontáneamente…

Uso de las vestimentas más bellas
Además de las prescripciones médicas, el embarazo siempre está acompañado por un montón de supersticiones. Uno de esos ejemplos relata que el bebé va a nacer hermoso, si durante el embarazo, la madre lleva ropa y accesorios hermosos.

A menudo, la idea llegaba hasta la locura, y las mujeres sacrificaban el sentido práctico de la ropa, con tal de lucir deslumbrantes. Por ejemplo, en los viejos tiempos, se usaban vestidos extremadamente pesados, bordados con joyas…

Parece que ahora muchas aún siguen las creencias similares: incluso durante las últimas semanas del embarazo, usan zapatos de tacones enormes…

Alcohol
Hace apenas un siglo, los médicos recomendaban a las mujeres embarazadas, consumir vino tinto. De hecho, hay ciertos beneficios en una pequeña cantidad de esta bebida. Solo que no todas las mujeres se adherían a la dosificación correcta. ¡Ya que el médico permitía beber, entonces, se podía emborracharse!

Prohibición de viajar en coche
Algunos extraños consejos para las mujeres embarazadas aparecieron debido a una cuestionable propaganda. Así en los Estados Unidos, los medios del momento, favorables a los ferrocarriles, afirmaban que el viaje de una mujer embarazada en coche era comparable con una carrera sobre un caballo salvaje. Por lo tanto, a las mujeres en este estado se les recomendaba abstenerse de viajar en coche, y si querían ir a otra ciudad, sólo podían hacerlo en el tren.

El miedo del sol
Nadie discute el hecho de que la exposición prolongada a la radiación ultravioleta puede ser perjudicial para la salud, pero a veces, el miedo a la luz del sol sobrepasaba todos los límites razonables. Así, al final del siglo XIX, se le recomendaba a las mujeres embarazadas no exponerse al sol. Y si salían a la calle, solo lo hacían totalmente protegidas de la luz, por medio de paraguas, sombreros, guantes y vestidos hasta el suelo.

¡Bueno, menos mal que los conocimientos modernos nos han librado de muchos prejuicios! ¿Y cuántas otras tradiciones y costumbres extrañas, asociadas al embarazo, no hemos mencionado? ¡Comparte tus experiencias en los comentarios!