Foto proyecto sobre la situación de los inmigrantes afganos

«Santos pecadores»… Las imágenes de la vida de los hijos de los refugiados afganos.

Panos Kefalos, un fotógrafo que vive en Atenas, comenzó a trabajar en «Santos», su proyecto fotográfico de carácter social, desde 2012 y dedicó a él más de tres años de su vida.

No es ningún secreto que los refugiados afganos han enfrentado los tiempos muy difíciles. Camino a Grecia, han soportado incontables desafíos y obstáculos. El fotógrafo vivió al lado de estas personas, vagando de día y de noche por las calles de Atenas, sumergiéndose en la vida de los que han decidido darle rumbo nuevo a su destino.

Los hijos de los inmigrantes no conocen la infancia, como nosotros la conocemos.Trabajan y se desgastan desde muy temprana edad. Para ganarse el pan de cada día, aprenden desde pequeños, a conocer todas las penalidades de la vida adulta. A pesar de ello, muchos de estos niños-adultos encuentran tiempo para ir a la escuela. Es por eso que el tema de la niñez de los pequeños refugiados se volvió el objetivo principal de este proyecto.

Panos Kefalos decidió familiarizarse un poco más con los niños refugiados y tratar de entender cómo viven. Ellos, al igual que todos los niños en el mundo, llevan el juego en el alma. Sin embargo, sus juegos… son crueles y tiernos, al mismo tiempo.

«Los propios niños me mostraron el lugar donde juegan, trabajan y rezan. Por otra parte, me invitaron a la mezquita durante el festival de Muharram. Gracias a ello, fui capaz de integrarme en su comunidad», — comparte sus experiencias el fotógrafo.

La mayoría de ellos se alimentan de lo que brindan los comedores de beneficencia para las personas sin hogar. Muchos comparten la residencia con otras familias en los edificios semidestruidos. Algunos, incluso, se ven obligados a vivir en la calle…

El nombre «Santos» no apareció por accidente. Así es como ve Panos Kefalos a estos niños. Al igual que los santos mártires, han atravesado el dolor y el sufrimiento: «Por lo que han pasado estos niños, el dolor que sufrieron a causa de la guerra, las cosas terribles que han visto — estos son los signos del santo mártir para mí».

Cabe destacar que el fotógrafo aún mantiene contacto con muchos de ellos a través de Facebook y Skype.

«Santos» — es una pequeña franja de la vida de los refugiados afganos, virada al revés. Algo que, por lo general, queda oculto a los ojos de los demás…

Estas imágenes alientan a los pensamientos serios. Da miedo imaginar siquiera lo que se siente, cuando tus posibilidades de volver a las calles de tu ciudad natal son iguales a cero… y ya no hay vuelta atrás…