Por qué a veces tiembla el párpado

Los porqués del «tic de la locura»: ¿Qué causa el tiemblor del párpado de un ojo?

De seguro esto le ha pasado a muchos. Estas en una situación como de siempre y… de pronto, notas cómo uno de tus párpados empieza a temblar, como si algo sobrenatural lo hubiera activado. Intentas masajearlo, pero sin resultado. Finalmente optas por cubrir la mirada, para que nadie perciba ese «tic de la locura», y te quedas en espera a que se alivie por sí solo cuanto antes.

De verdad, es algo incómodo, incontrolable y especialmente molesto, porque hay días en que lo experimentamos, incluso, varias veces. Pues, si te has preguntado alguna vez a qué se debe, hoy en ¡Qué pasada! te lo explicamos.

¿Por qué tiembla el párpado?
No, no se trata de un descontrol en el cuerpo. Pero sí es evidente que estamos ante un síntoma que avisa que algo no anda bien. Aún así, no te preocupes — la mayoría de las veces, como ya puedes intuir, esto se debe al estrés.

El blefaroespasmo, este molesto temblor en uno de los párpados, no es más que los pequeños espasmos involuntarios de los músculos del párpado, que se deben por lo general, a los siguientes factores básicos:

El estrés
Cuando estás sometido a una situación de alta presión, tus nervios cambian su actividad. El cuerpo se mantiene alerta y a la defensiva. Los nervios se tensan, y entre ellos, los faciales y craneales, que pueden ser causantes de este temblor, e incluso, de los dolores de cabeza.

Pasar muchas horas ante la computadora o forzar la vista
El blefaroespasmo aparece cuando fijas mucho la visión, o cuando, por ejemplo, necesitas el uso de lentes y prescindes de ellas. El ojo se cansa, y la falta de lubricación de la superficie ocular provoca un incremento de actividad del párpado, que se esfuerza en distribuir uniformemente la lágrima. Es algo que ocurre a menudo, cuando pasamos muchas horas ante el portátil o el teléfono móvil.

Consumo de cafeína y alcohol
Tanto el café como el alcohol son activadores neuronales: nos sobreexcitan y someten a estados nerviosos, donde con frecuencia aparecen los molestos blefaroespasmos.

Ahora, hay algo que debes tener en cuenta: el temblor en uno de los párpados no puede durar más de una semana. Además, si percibes que tienes hinchado el ojo, o no puedes abrir o cerrarlo de forma normal, acude inmediatamente al oftalmólogo. Tampoco se descarta un efecto secundario, asociado a algún medicamento o problema neuronal.

¿Cómo se puede aliviar el temblor en el párpado?
Lo primero que debes hacer es cerrar tus ojos. Si tienes oportunidad, acude al baño, humedece la cara y los párpados, manteniéndolos cerrados por algunos segundos. Esto te permitirá aliviar la tensión facial.

Puesto que el blefaroespasmo casi siempre se asocia al estrés, lo importante es saber manejar esos focos de presión diaria. Procura garantizar suficiente descanso, evita el consumo excesivo de cafeína, y antes que todo, mantén una buena lubricación del ojo.

Si tu trabajo requiere pasar muchas horas ante dispositivos electrónicos, no dudes en usar lágrimas artificiales o los lubricantes ópticos. Si sueles pasar un tiempo considerable ante un teléfono móvil u ordenador, intenta parpadear más, para evitar que el ojo se reseque.

Por lo general, el temblor en el párpado no es algo grave, y no suele durar más de pocos segundos. Pero hay que admitir que es terriblemente molesto. ¿Te pasa a ti a menudo? ¿Cómo te las arreglas para aliviarlo? Si conoces algunos trucos especiales, no dejes de contarnos sobre ellos. Y por su puesto, no olvides dejar tus comentarios y compartirlos con tus amigos. ¡De seguro, te lo agradecerán!