Nina santa abrió los ojos

300 años después de su muerte, la Santa Inocencia abrió los ojos. Se me pone la piel de gallina…

La Catedral de Guadalajara es considerada como uno de los principales atractivos de la Ciudad de México. La construcción del templo comenzó en el siglo XV y, aunque el edificio ha sido reconstruido varias veces, el santuario sigue atrayendo cada año a miles de fieles y turistas.

Los creyentes acuden al santuario desde todo México, para venerar las reliquias de la Santa Inocencia — una chica que, hace 300 años, murió a manos de su propio padre.

Según la leyenda, el padre de la joven estaba categóricamente opuesto a que la hija tomara el catolicismo. Sin embargo, la chica desobedeció a su padre y, estando ansiosa por estudiar, se inscribió en una escuela católica. El hombre se enfureció e hirió a su hija varias veces con un cuchillo…

Después de su muerte, Inocencia fue canonizada. Su cuerpo, oculto, permaneció incorrupto, y luego, fue embalsamado y enterrado en las catacumbas. Desde 1925, la reliquia se encuentra en la Catedral de Guadalajara, y así se ha mantenido inalterable hasta nuestros días, atrayendo a los fieles y turistas.

Recientemente, uno de los viajeros que visitaba la Catedral de Guadalajara, filmaba el interior en un vídeo. ¡Y cuando la cámara se detuvo ante la cara de Inocencia, ella abrió los ojos!

Los usuarios de Internet reaccionaron de manera diferente al video. Algunos lo tomaron como un signo sagrado, otros, por el contrario, vieron en ello las insidias del diablo. Pero algunos creen que el video es una farsa. Un comentarista dijo en broma: «¿No les parece extraño que, justo en el momento de abrir y cerrar los ojos, se pierda la nitidez de la imagen?»

¿Qué opinas de esto? ¿En realidad, el autor del vídeo se convertió en testigo de un milagro, o es que todo fue orquestado? Comparte este artículo con tus amigos de las redes sociales para ver qué opinan sobre este fenómeno.