Para qué sirven los remaches en los vaqueros

¿A qué se deben los remaches en los pantalones vaqueros? Ni siquiera yo lo sabía…

Los pantalones vaqueros están muy de moda en la actualidad. Muchas personas los prefieren debido a su comodidad y buen look. Además, se pueden comprar en cualquier lugar y por un precio razonable. Como sea, esta práctica pieza del vestir no puede faltar en un guardarropa moderno.

Por cierto, nunca te has hecho la pregunta: ¿Por qué esta prenda siempre lleva remaches en los bolsillos y las costuras? La verdad, podrían parecer algo completamente inútil, pero por alguna razón están ahí. ¡Qué pasada! te propone conocer la respuesta…

La historia de los pantalones vaqueros data desde 1872, hace 140 años. Sus primeros usuarios eran personas de la clase obrera (vaqueros, mineros…), que necesitaban para trabajar una prenda resistente, que no se rompiera fácilmente. Un día, mientras reparaba su ropa, al estadounidense Jacob Davis se le ocurrió la idea de utilizar remaches de cobre.

Davis se propuso obtener una patente por su invención, pero para ello necesitaba dinero. Así que se dirigió al empresario Levi Strauss, al mismísimo Levi, quien ya había organizado la costura de los pantalones de lona gruesa: los vaqueros.

De este modo, en 1873, ambos recibieron en conjunto una patente por el uso de los remaches metálicos en la ropa. ¡Una idea muy acertada! Levi Strauss comenzó a utilizar esta invención en los pantalones vaqueros, que con finalmente se volvieron tan fuertes, casi imposibles de romper. ¡Esto llevó a su empresa a la cima de la popularidad!

Actualmente, esta «super fuerza» de los vaqueros ya no es necesaria, sin embargo, los remaches en los bolsillos y las costuras han perdurado en el tiempo. Tal vez este sea un buen truco publicitario, o un tributo a la historia… ¿Quién sabe?

Comparte este post con tus amigos, sobre todo con los amantes de esta fabulosa y práctica pieza del buen vestir. ¡Para que aprecien los vistosos remaches y se entretengan contando su número en sus pantalones vaqueros!