Nacimiento inusual

Al asistir este parto, los médicos se preocuparon. Mira por qué…

Hay cosas que, incluso después de recibir la explicación científica completa, aún conservan su magia. El nacimiento de un niño clasifica definitivamente entre ellas. Por supuesto, cada uno de nosotros sabe cómo se forma un bebé dentro del vientre materno, y cómo se produce el nacimiento. Pero entenderlo no es lo mismo que presenciar este hecho — mitad misterio, mitad milagro.

Incluso los médicos, cuya profesión es salvaguardar la vida de miles de madres y sus proles, durante cada parto sienten la misma emoción, conscientes de la grandeza del momento. En este caso, sin embargo, las miradas de los médicos fueron atrapadas por un cuadro inusual. El saco amniótico del bebé, acabado de nacer, no explotó durante el parto y salió intacto.

Es un hecho bastante raro y hasta puede ser peligroso. Sin embargo, en este caso, el niño estaba fuera de peligro. No es de extrañar que los médicos intrigados se reunieran todos para ver al bebé ¡que había nacido «con una camisa puesta»!

Sí, así es cómo se ve esta «camisa» del famoso dicho. Desde la antigüedad, los niños nacidos de esta manera, se consideraban afortunados. Supersticiones similares a esta son conocidas en diferentes regiones del mundo.

Sin embargo, a los pequeños nacidos con tan buena estrella, les amenazaba un considerable riesgo de asfixia, antes de la ruptura del saco amniótico. Pero con el desarrollo de las tecnologías médicas, la situación ha mejorado considerablemente. ¡Esperemos que los buenos augurios no engañen, y este pequeño camine por la vida de la mano con la suerte!