Modelo «Godzila» de dos metros

Sus compañeros se burlaban de ella, cuando a sus 12 años había alcanzado los 190 cm…

Eli Shtotz, de 27 años de edad, desde la infancia a menudo era maltratada por sus compañeros. Sucede que Eli, desde temprana edad, no era muy pequeña que digamos, sino todo contrario. Fue creciendo y a los 12 años llegó a medir unos 190 centímetros de alto.

Shtotz era objeto de burlas, la comparaban con el monstruo Godzilla y muchas otras cosas desagradables. Producto del constante acoso y presión, Eli Shtotz empezó a sentir complejos por su aspecto poco estándar.

Hoy día, Eli Shtotz supera los 2 metros de estatura. Afortunadamente, con el paso de tiempo, ella se deshizo de todos los complejos e inseguridades. En la actualidad, es una modelo de éxito y ayuda a las personas a hacer frente a sus complejos.

Shtotz recuerda: «En el pasado, la gente constantemente me hacía molestarme conmigo misma. Cuántas observaciones y burlas se acumularon por años… Me sentía muy estresada, dolida, porqué yo no soy como los demás. ¡Pero al final, soportar y sobrevivir a la humillación sólo se me hizo más fuerte!»

Pero un día, Eli entendió que puede transformar su estatura, su «desventaja», como ella entonces creía, en una ventaja, una atracción. Y entonces, empezó a cogerle el sabor a su «defecto». Shtotz se convirtió en una modelo de Amazon y comenzó a ganar dinero… retratándose con los hombres pequeños, fetichistas.

«Yo recibía un montón de dinero, y al principio, fue incluso interesante y divertido. Pero en última instancia, es una actividad absolutamente sin creatividad. Llegué a aburrirme y mucho, pues cada vez era lo mismo», — decía Eli.

Sin embargo, ella no niega que el negocio de modelaje le ayudó mucho para superar sus complejos.

Hoy Eli Shtotz vive en armonía consigo misma y con su estatura. Sin embargo, reconoce que la compra de ropa nueva es un verdadero problema para ella. «Donde quiera que esté, me siento bendecida con mi forma de ser. Y a otras mujeres que no están seguras de sí mismas, debido a su apariencia, les aconsejo no preocuparse por lo que la gente a su alrededor piensen de ellas. ¡Tu personalidad, tu carisma, es lo que importa, no la apariencia!»

Por cierto, Eli ya ha encontrado a su «media naranja». Su nombre es Shawn, y está loco por su chica alta. La vio en una pizzería. Fue amor a primera vista…

A Shawn no le preocupa en lo absoluto el hecho, de que él es unas decenas de centímetros más bajo que su novia.

Como puedes ver, lo externo, en realidad, significa poco. Lo más importante es cómo te percibes a ti mismo. Los complejos e inseguridades envenenan nuestras vidas. Cuando vives en armonía contigo mismo y con tu cuerpo, los que te rodean, también sentirán esta buena energía. ¿Estás de acuerdo? Entonces, aprieta «me gusta» y comparte tus opiniones sobre el tema con tus amigos en los comentarios abajo.