Mamá oyó a su hijo fallecido

Su hijo murió hace 3 años, pero el día en que ella conoció a esta pequeña, ¡ocurrió un milagro!

No existe prueba más dura para un padre que la pérdida de un hijo. Por desgracia, este fue el destino que le tocó a Heather Clark. Su hijo tenía 7 meses y era un bebé sano y alegre, cuando un suceso monstruoso le cobró la vida. A pesar de su sufrimiento, la madre desconsolada consiguió tomar una decisión de extrema importancia.

La mujer consintió a que los órganos de su hijo se utilizaran con fines médicos. A Jordan Gonzales, una niña de 4 años, esta acción de Heather le salvó la vida. La niñez de la pequeñita había transcurrido en los hospitales, debido a las afecciones cardíacas congénitas. La transplantación del órgano vital era la única posibilidad de recuperación para la niña.

Así, la tragedia de la familia Clark se ha convertido en la salvación para Jordan. Ahora, 3 años después de la pérdida de su hijo, su desdichada madre ¡ha vuelto a oír el latido de su corazón!

No es el primer caso cuando la muerte de un niño salva las vidas de otros. Solo podemos admirar la firmeza de los parientes que consiguen dominar las emociones y tomar la decisión correcta en el peor momento de sus vidas.

Sin lugar a dudas, tales personas merecen nuestro total respeto. ¡Ojalá que el destino sea más favorable para ellos en el futuro! Si estás de acuerdo, comparte este emotivo video con tus amistades.