La chica decidió no usar más champú

Renunció a usar champú durante 6 meses. ¡El resultado superó todas las expectativas!

Un día esta chica decidió renunciar a usar champú. Por solo 30 días — es lo que tenía que durar el experimento. Pero cuando ella vio el resultado, decidió renunciar por completo a todo tipo de champús ordinarios. Desde hace casi 6 meses y hasta el día de hoy ella no ha utilizado ningún producto comercial ordinario para el cuidado del cabello. En vez de estos utiliza vinagre de manzana y bicarbonato de sodio.

¿Por qué vale la pena renunciar a usar champú ordinario?

La mayoría de los ingredientes con nombres raros que componen nuestros champús, suscitan la preocupación y temor de científicos y expertos de la materia. Algunos de éstos ingredientes son considerados posibles carcinógenos o causantes del desequilibrio hormonal.

Por ejemplo, el lauril sulfato de sodio, que permite a los champús tener esa típica espuma, causa la irritación de la piel y puede ser uno de los motivos de la aparición de cáncer. Mientras que los conservantes parabenos, contenidos en los champús, han sido detectados por los médicos en los tumores de mama. Además, es justamente debido al uso de champú que nuestro cabello se vuelve graso mucho más rápido.

Al mismo tiempo, el hecho de renunciar a usar champú va a ayudarte a fortalecer tu cabello, verás como se vuelve más grueso y más saludable. Y los ya mencionados vinagre de manzana y bicarbonato de sodio serán tus fieles aliados en la lucha para logralo.

Cuando dejas de lavarte la cabeza con champú, el cabello empieza a volverse graso mucho más tarde que al usarlo. La única molestia que te pueden causar el vinagre y el bicarbonato de sodio es el olor específico que adquieren los cabellos.

Qué hay que hacer si has decido renunciar a usar champú:

1. Disuelve 2 cucharadas de soda en 500 ml de agua.

2. En otro recipiente diluye 2 cucharadas de vinagre de manzana en la misma cantidad de agua.

3. Después de esto moja tu cabello.

4. Primero lávalo con una solución de bicarbonato de sodio y luego enjuágalo minuciosamente.

5. A continuación enjuágalo otra vez con la mezcla de vinagre, dejándola en el cabello durante un minuto.

6. Enjuága el cabello con agua abundante para quitar la mezcla de vinagre de él.

Si usas este consejo verás que ya en 6 meses tu cabello se volverá sedoso, suave y manejable. Este tratamiento 100% natural te costará mucho más barato que comprar champús caros que lejos de cuidar tu cabello solo lo dañan.