Ejercicios para mejorar la digestión

Una serie de 6 ejercicios para mejorar la digestión. ¡Un efecto instantáneo para el vientre!

¡Estos ejercicios te ayudarán a luchar contra el vientre caído y la gordura excesiva alrededor de la cintura! Con frecuencia tales problemas es un claro índice de la indigestión. Si la eliminas, tu vientre se pondrá plano, y tu estado mejorará considerablemente. ¡A ti mismo te sorprenderá tu buen espíritu y energía!

La serie de 6 ejercicios no te ocupará mucho tiempo. Antes de las fiestas navideñas serán muy provechosos: no sólo mejorarán tu aspecto, sino también protegerán tu sistema digestivo de sobrecargas.

Ejercicios para mejorar digestión

1. Rodillas hacia el pecho
Acuéstate boca arriba y relájate. Respira profundamente y arrastra las rodillas hacia el pecho, abrazándolas. Levanta tu cóccix y suspéndete en esta posición tensa durante 1 minuto. Procura que tu respiración se mantenga regular.

2. Torsión
Síentate sobre el suelo con las piernas rectas estiradas hacia delante. Flexiona la rodilla derecha, gira y fíjala con la mano izquierda. Lentamente gira a la derecha hasta el punto más extremo posible, suspéndete en esta posición para 30 segundos. Después, repite lo mismo con la rodilla izquierda.

3. Agachadillas ligeras
Ponte derecho, separa las piernas a la anchura de hombros. Levanta los brazos y suspéndelos extendidos encima de la cabeza. Acuclíllate ligeramente en el aire, como si vayas a sentarte en una silla. Suspéndete en esta posición durante 1 minuto, respira con calma, procura que los hombros se mantengan relajados.

4. Caídas
Haz un paso largo adelante, con la pierna derecha. Mantén la pierna izquierda lo más recto posible. Echa los brazos hacia atrás bien estirados, inclina ligeramente la espalda atrás. Suspéndete por un rato en esta posición y repite el ejercicio con la otra pierna. Para cada pierna tienes que repetir esta postura 5 veces. No te des prisa, respira profundamente, procura mantener el equilibrio, ¡y te saldrá todo!

5. Puente
Acuéstate boca arriba, flexiona las rodillas y apoya bien los pies sobre el suelo. Levanta las caderas, manteniendo los brazos tirados en el suelo, las manos apretadas en forma de una cerradura. Suspéndete en esta posición durante 1 minuto, respira profundamente, a pleno pulmón.

6. Piernas arriba
Acuéstate sobre el suelo, levanta las piernas. Mantenlas rectas, apóyate a la espalda y los brazos, tirados en el suelo palmas abajo. Suspéndete en esta posición durante 1 minuto, mira por la respiración.

¡Esta serie de ejercicios sencillos hará un milagro con tu sistema digestivo! El alimento se digerirá mejor, olvidarás del empacho y el flato. Los músculos abdominales se fortalecerán, desaparecerá la blandura. ¡Estas razones son más que suficientes para poner estos ejercicios en práctica lo más pronto posible!

Alegra a tus allegados — comparte con ellos esta serie de ejercicios provechosos para la salud.