Joven madre con 7 hijos

A sus 17 años, esta chica ya es la madre de siete hijos. Pero, los padres se negaron a reconocerlos…

La sociedad suele reaccionar de forma muy ambigua con las madres jóvenes. Algunos, miran con desprecio a estas chicas, y no les importa su destino, ni lo que pueda suceder después de satisfacer sus necesidades. Otros, creyendo que el regaño y la vergüenza ya no tienen sentido, ayudan a las pobres que están en una difícil situación de vida.

Sin embargo, pocas de las madres jóvenes pueden «jactarse» de un logro como el de Pamela Villaruelle, residente de la ciudad argentina de Leones.

En sus 17 años de edad, esta joven ya está cuidando a toda una multitud de bebés. Ella dio a luz no a uno ni a dos, sino a siete hijos: un niño y seis niñas. Desafortunadamente, los padres de los niños no mantienen con Pamela ningún tipo de conexión.

La adolescente dio a luz a su primer hijo a la edad de 14 años. Una relación turbulenta dejó a Villaruelle con una hija en brazos, antes de que el insensible padre desapareciera como por arte de magia. En la siguiente novela, Pamela dio a luz dos pares de gemelos uno tras otro. Sin embargo, este segundo padre, pensando que su mujer nunca iba a dejarle ahora, comenzó a hacer villas y castillas.

Al despacharle pasaje de ida, Villaruelle regresó a su propio problema en otra relación. ¡Es difícil imaginar lo que sintió Pamela cuando descubrió que estaba embarazada otra vez, y de gemelos! Desafortunadamente, el tercer padre también desapareció, apenas se enteró de la noticia.

Hoy, a Pamela le ayudan sus padres en la crianza de sus hijos. Es bueno saber que las autoridades locales no dejaron a la joven madre de tantos niños desamparada. Ellos les asignaron una casa grande para una familia grande, con una parcela de tierra.

La mamá de 17 años de edad trabaja mucho para alimentar a sus niños, para no depender enteramente de la ayuda de sus padres. Ella no se siente ociosa y trata de proporcionar a sus hijos un futuro brillante.

Por suerte, y a diferencia de los padres de las criaturas, la gente no ha dejado sola a Pamela. Muchos la apoyan, le envían cartas comprensivas o hacen pequeñas donaciones. No obstante, y puede que con razón, algunos creen que Villaruelle es víctima de su propia negligencia e incapacidad de protegerse.

En mi opinión, de seguir a este ritmo, la familia de Pamela pronto volverá a crecer, por lo que necesitará una casa más espaciosa. Sea lo que sea, nuestra redacción ¡Qué pasada! les desea a los niños Villaruelle mucha salud y una infancia muy feliz…

¿Qué opinas de la historia de esta adolescente, madre de tantos niños? Comparte tu criterio en los comentarios, y el post en tus redes sociales…