Imágenes con una historia terrible

Al ver estas imágenes, cualquiera pensaría que son obra del Photoshop. Pero, no… ¡Son 100% reales!

La memoria es muy relativa, y no siempre es fiel a la realidad. Podemos pasar largas horas en el ring, decidiendo el ganador entre «Lo que creemos recordar que sucedió» vs. «Lo que realmente sucedió». Para decidir el torneo, es necesario viajar al pasado, pero, ¿cómo? Bueno, pues… ¡Con la ayuda de nuestra amiga, la fotografía!
Así es. Basta con abrir un álbum de fotos, y ver esas viejas imágenes, para revivir los momentos captados en ellas, y refrescar la memoria.

La fotografía es una gran aliada de los buenos recuerdos, sin embargo, de vez en cuando, también rememora sucesos muy desagradables de la vida. Si bien, muchas de estas fotos se desechan y se olvidan, algunas de ellas se conservan, y llegan hasta nuestros días, acompañadas de sus asombrosas historias.

Hoy, ¡Qué pasada! ha decidido contarte la historia oculta detrás de cinco impactantes imágenes. ¡Sí, son reales, no un producto del Photoshop!

Keith Sapsford

Este joven tenía muchos deseos de ver el mundo. El 22 de febrero de 1970, Sapsford se las arregló para colarse en uno de los aviones del aeropuerto de Tokio. Él chico se escondió en el chasis, con la intención de volar de polizón. Por desgracia, después del despegue, no pudo asegurarse y se resbaló, caída que le provocó la muerte. Uno de los fotógrafos que se encontraban en el aeropuerto, logró capturar la traumática escena.

Julia Popova

En 2009, Julia Popova regresaba a su casa del trabajo, cuando fue atacada por un ladrón. La chica, de 22 años de edad, oriunda de Moscú, logró evitar la desagradable aventura, no sin antes de que el delincuente le clavara un cuchillo en la espalda. Sobra decir que la joven ni se había enterado. Cuando los experimentados oficiales de policía llegaron a la escena, quedaron en shock con lo que vieron. Afortunadamente, los cirujanos lograron retirarle el frío acero, sin que, milagrosamente, le afectara algún órgano vital.

Katarina Dettsel

En 1907, Katarina fue enviada a un hospital psiquiátrico, después de que ella participara en una protesta política. Los historiadores no están seguros de lo apropiado de esta medida, en aquel momento, pero valga decir que, durante su estancia en el hospital (causa o consecuencia), sí se justificó. En la imagen se muestra a Katarina con su «marido», un muñeco hecho de paja. Los testigos afirmaron que ella lo golpeaba cuando estaba enojada, y bailaba con él en los momentos de buen humor…

Auguste Delagranzh

Sí, la foto no representa al mismo Auguste Delagranzh. Esta es una instantánea de su corazón. Según la leyenda, Delagranzh era un vampiro, quien fuera acusado de la muerte de más de 400 personas. Todo esto, se supone, sucedió en los Estados Unidos a principios del siglo XX. El «vampiro» mató a un cura católico, atravesándole el corazón. Por supuesto, todo esto tiene poco parecido con la verdad, pero, a pesar de esto, el corazón de Delagranzh se vendió en una subasta en línea, por una importante suma de dinero.

Loana Constantinescu

Esta es una foto de una mujer muerta, apodada Loana Leech. Ella creía sinceramente que podía alcanzar la inmortalidad, si tomaba sangre regularmente, sobre todo la suya propia. Loana murió, tal vez, por haber bebido demasiado de su sangre, de una vez. ¡La codicia le salió cara, ¿verdad?!

Como has podido ver, todas estas historias son realmente sorprendentes. En lo particular, de no haber visto las imágenes, jamás las habría creído. ¿Y a ti, cuál te resultó más impactante? Comparte tu opinión en los comentarios, y, ¿por qué no?, el enlace con tus amigos de las redes sociales.