Compartir

A la edad de 7 años, estas niñas fueron nombradas las gemelas más hermosas del mundo. ¡Míralas cómo se ven ahora!

La noticia de la futura llegada de un bebé a la familia siempre es una alegría para sus padres. Y cuando vienen gemelos o trillizos, la felicidad aumenta hasta el infinito.

Así sucedió con los padres de Leah Rose y Ava Marie, al enterarse de que esperaban gemelos. Ya tenían un hijo, solo faltaban las niñas.

Y ellas nacieron el 7 de julio de 2010, por lo que la familia se sintió completa y feliz.

Cada madre considera a sus hijos los más hermosos y los mejores. Jacqui, la madre de las gemelas, adoraba a sus hijos y los elogiaba en todas partes. Pero no faltó mucho para que todos se dieran cuenta de que su comportamiento no era solo el capricho de madre… ¡Sus hijas eran objetivamente muy lindas!

Tiempo después, con apenas seis meses de edad, una agencia de modelos ofreció a la madre de Leah Rose y Ava Marie un contrato para que las niñas participaran en una campaña publicitaria.

‡агрузка...

Pero luego Jacqui decidió que sería difícil para ella combinar la crianza de tres hijos con el trabajo, y rechazó la oferta.

El 7 de julio de 2017, las niñas cumplieron siete años. En esta fecha simbólica 07/07/2017, la madre publicó por primera vez una foto de sus hijas en Instagram. Este fue el primer paso hacia su popularidad.

Las agencias de modelos comenzaron a contactar a los padres de las gemelas Clements para pedirles que no perdieran la oportunidad de encaminar la carrera de las niñas.

Jacqui volvió a mostrarse escéptica con ello, pero esta vez, antes de negarse, ella decidió consultar con las chicas. Ellas crecieron muy activas, les gustaba bailar y nadar, en fin, les encantaba ser el centro de atención. Por lo tanto, no se mostraron renuentes ante la idea de posar para la cámara y tuvieron estuvieron de acuerdo con las concesiones.

Ahora las gemelas Clements tienen cerca de medio millón de seguidores en Instagram y los mejores contratos con «ZuriModel&Talent» y «DreamRayModel&Talent».

Las chicas perciben que es divertido posar y cambiarse de ropa. Y sus padres solo se alegran de que las niñas estén felices.

Para acompañarlos, incluso renunciaron a sus trabajos, y nunca se han arrepentido de ello. Después de todo, el negocio del modelaje ya les ha traído suficiente dinero.

Jacqui ya no reacciona a las palabras de que les está robando la infancia a las gemelas. De hecho, ella prometió que acompañaría a las niñas a las sesiones, siempre y cuando ellas lo disfrutaran. Y tan pronto como se aburran, romperá todos los contratos.

¿Aceptarías la participación de tus hijos en sesiones de fotos? Escribe lo que piensas en los comentarios.
Y si te gustó el mensaje, regálanos un Me gusta en Facebook y asegúrate de compartir el artículo con tus amigos de las redes sociales.

Загрузка...