Fotografías que demuestran qué tan lejos estamos unos de otros

Este fotógrafo eliminó los móviles de sus fotos para enseñarnos cuán distantes estamos en realidad.

Resulta irónico el hecho de que los impresionantes avances tecnológicos en la esfera de telecomunicaciones, en vez de acortar las distancias entre personas, ¡están provocando todo lo contrario! Detente solo por un momento y mira a tu alrededor… Verás a la gente caminar de prisa, con miradas fijas en la pantalla de sus teléfonos móviles, o en casa frente al ordenador. Están cerca uno del otro, pero tan lejos… ¡Es una paradoja! Este es precisamente el mensaje que nos transmite con su obra el fotógrafo neoyorquino Eric Pickersgill, la cual podrás apreciar a través de las imágenes que el equipo Quepasada.cc ha traído hoy como una realidad que vale la pena enfrentar.

La idea surgió de una escena (bastante común, por cierto) presenciada por Pickersgill en un café: un padre y sus dos hijas estaban sentados a la mesa, sumergidos cada uno en su celular, mientras que mamá, triste y solitaria, miraba a través de la ventana. Esta escena le resultó impactante al fotógrafo, por lo que creó un proyecto fotográfico llamado «Removidos» («Removed»). Las imágenes nos muestran escenas familiares cotidianas, pero la singularidad está en que a las personas les fueron removidos todos los aparatos electrónicos de sus manos. ¡El resultado fue impactante!

A pesar de la cercanía, cada persona se mantiene sumergida en su propio mundo. Ya quedaron atrás las verdaderas relaciones interpersonales. Lo moderno consiste en un mensajito por correo electrónico, o en las novedades que se publican en las redes sociales… Pero ¿dónde se han quedado el amor y el cariño que podríamos brindarle a la persona que amamos, que respetamos? ¡Este contacto en vivo y en directo, este intercambio de buena energía, no lo podrá sustituir un simple y seco mensaje por vía electrónica! Aún no es demasiado tarde para cambiar… Aún podemos compartir lo verdaderamente importante, lo real, de frente a frente con nuestros seres queridos… ¡Ne dejemos que se pierda la calidez de las relaciones humanas!

Comparte este importante mensaje con tus amigos.¡Está en nuestras manos no volverse esclavos de las nuevas tecnologías!