Hombre celoso maltrató a su mujer

Cerca de McDonald’s, una mujer asustada salió corriendo del coche… Eso es lo que grabó la cámara de vigilancia.

Cerca de McDonald’s, una mujer asustada salió corriendo del coche. Lo que grabó la cámara de vigilancia, te dejará sin palabras…

Muy recientemente en el estado americano de Ohio, occurió un terrible accidente. Los trabajadores del McDonald’s local, al salir de su turno de noche, observaban cautelosos, como un coche lleno de niños se acercaba al restaurante.

Lo manejaba un hombre robusto, mientras que en la silla al lado, estaba sentada una mujer, encogida por el miedo, con un niño pequeño en brazos. Los empleados del local estaban listos para todo, ¡pero las acciones de la madre aterrorizada sorprendieron Incluso a ellos!

Al saltar de la silla, ella corrió hacia la ventana… y entregó al bebé a los extraños. Sin embargo, su fornido compañero rápidamente la alcanzó, la presionó contra el coche y, literalmente, la metió dentro del coche. Luego se sentó al volante y arrancó el vehículo.

Hacia los horrorizados trabajadores, solo llegó el grito desesperado de la desdichada mujer. ¡Ella pidió a los testigos de la terrible escena que llamaran a los rescatadores!

Como se supo más tarde, en el coche estaban Jessica Wilson, la madre de los niños, y Crossty Levensky, el padre de su hijo más pequeño. El hombre terriblemente celoso, en repetidas ocasiones, armaba a su mujer unas escenas horribles. Pero en los últimos días, las cosas se han vuelto mucho peores.

Crossty, literalmente, comenzó a invadir el apartamento de Jessica a cualquier hora del día y, culpando a la desafortunada por la infidelidad, golpearla ferozmente. Ojos morados, cortes en la cabeza, rastros de mordidas en las manos — son sólo algunas de las marcas, que fueron encontradas en el cuerpo de la mujer por los médicos.

Afortunadamente, Levensky fue detenido poco después de su espantoso «paseo» por McDonald’s. La grabación de la cámara de vigilancia del restaurante sirvió como una prueba importante en este espeluznante caso de violencia.

Lo más impactante es que el abogado de Crossty lanzó una contra-campaña contra Jessica. El abogado afirmaba que ella estaba borracha, y su cliente sólo protegía a los niños de la madre insana. La investigación, sin embargo, no procedió, haciendo caso omiso a esta versión.

Como resultado de la sesión judicial, Levensky fue declarado culpable. El hombre agresivo recibió 20 años de prisión. ¡Esperemos que allí Crossty entienda cuáles son las consecuencias de golpear a una mujer, y más aún ante los ojos de sus cuatro hijos!

La justicia finalmente triunfó. Seguro de su impunidad, el delincuente ahora se encuentra tras las rejas, desde donde ya no podrá continuar destruyendo la vida de Jessica…

Y tú, ¿qué piensas sobre esta historia? ¿Conoces algunos otros casos similares? Comparte tu punto de vista en los comentarios.