Erotismo en marketing

¡4 casos donde los especialistas de marketing evidentemente se pasaron de la raya!

Basta con poner la tele por un rato, y tu cerebro ya empieza a «derretir», agobiado por las mil y una tonterías que oyes. Además de los políticos, que nos mienten a la cara en vivo y en directo, además de los proyectos de TV que hacen competencia por el nivel de estupidez, también los mercaderes cada minuto procuran engañarte a toda costa.

Normalmente, los trucos de marketing, dirigidos a las masas, no suelen sobrepasar determinados límites en los temas de «la cintura para abajo». Entre las cuales, el tema más preferido, por supuesto, es el de sexo. No cabe duda que el erotismo y todo lo «picante», siendo tan llamativo, constituye un tema seguro a ganar, pero a menudo, los dioses de marketing se pasan de la raya… ¡Y cómo!

¿Qué nos ha incitado a preparar este material? Pues, es uno de los artículos más populares en Facebook. ¡Qué pasada! te presenta estos 4 ejemplos de los casos cuando el marketing ha llegado al absurdo…

Una publicidad infernal de Viagra.

Aparentemente, muy inocente publicidad del Museo del Sexo (Manhatten, Nueva York), que te pone de rojo vivo.

Los niños no deberían ver tanto la televisión… Pudiera esperar esto de cualquiera, menos de LEGO que produce juegos para niños…

Un récord en el nivel de absurdo: Pintalabios en forma de «orgullo» masculino.

Todo esto podría ser divertido, pero aquí, a mi modo de ver, los mercaderes exageraron más de la cuenta. ¿Y qué crees tú?