Dieta para el vientre plano

¡Con estos 6 trucos consíguete un vientre plano en tan solo 6 días! ¡Comienza hoy mismo!

El vientre tiende a ser una zona problemática para muchas personas. La grasa que se deposita en esta parte del cuerpo, es muy difícil de quemar, pero la buena noticia es que — sí se puede. A parte de que, estéticamente, un vientre flácido luce poco atractivo, es a la vez, perjudicial para la salud, ya que puede causar una serie de enfermedades, como la diabetes y problemas del corazón.

Para estar saludable y verte bien, por tanto, necesitas controlar tu forma física. Si siempre has deseado poseer un vientre esbelto, este es el momento de hacer tu sueño realidad. ¡No te preocupes! Para reducir sustancialmente tu vientre en solo una semana, no tendrás que hacer nada extraordinario. Solo lee y pon en práctica estas 6 recomendaciones, y verás que lograr un vientre plano ¡no es una meta inalcanzable!

1. Elimina la sal de tu dieta
¡Deja de echar sal a tu comida, y verás que tu vientre, inmediatamente, comenzará a encogerse! La sal contribuye a la hinchazón del cuerpo y, por otra parte, una comida salada no es saludable ni útil. Más vale agregar la sal solo de vez en cuando a la comida, y reemplazarla con diferentes especias y hierbas naturales. La próxima vez que sientas el impulso de salar los alimentos, recuerda que un vientre hermoso no gusta de comida salada.

Una vez que te acostumbres a la comida baja en sal, aprenderás a percibir el verdadero sabor de los alimentos, y la sal ya no te será apetecible.

2. Dieta baja en carbohidratos
Come más proteínas y verduras, y trata de eliminar los carbohidratos de tu dieta. Prueba durante una semana, y podrás comprobar inmediatamente los resultados. ¿Qué puedes comer?, pues: huevos, queso, requesón, nueces, carne magra, pescado, verduras y, de vez en cuando, arroz integral. Por supuesto, no debes comer: patatas, pastas, pan — de ningún tipo.

Mantén esta dieta solo por una semana, y podrás notar una disminución significativa en el volumen del vientre. Y lo más importante, la feroz sensación de hambre no te perseguirá, ya que los alimentos ricos en proteínas te proporcionarán suficiente energía para realizar cualquier actividad.

3. Nada de leche
De los productos lácteos, deja en tu menú solo el queso y el requesón, todo lo demás -¡fuera! La lactosa que contiene la leche, suele causarles problemas con la digestión a muchas personas. Para que tu vientre disminuya, debes eliminar todos los productos que puedan dañar, de alguna manera, tu sistema digestivo.

4. Sólo las frutas correctas
Puedes comer frutas cítricas y bayas, las manzanas solo de vez en cuando. Para deshacerte del exceso de tu vientre, debes eliminar todas las fuentes de carbohidratos, incluso la fructosa, que está presente en muchas frutas. Así que nada de plátanos y peras. Naranjas, toronjas, kiwi — ¡son una gran alternativa!

5. Olvida la comida picante
Los alimentos picantes promueven la liberación de jugo gástrico, en mayor concentración que de costumbre. En otras palabras, estimulan el apetito. Así que deja tranquilo al pimiento chili, no lo necesitas mientras haces dieta. Recuerda que es importante seguir todas las orientaciones, si incumples algún punto, el resultado podría ser no deseado.

6. Los conservantes no son necesarios
Debes dejar de lado el alcohol, el azúcar, y otros alimentos procesados con diferentes aditivos químicos, ya que son productos nocivos. Tu vientre quiere ser hermoso, así que no lo molestes, ni te hagas daño a tí mismo, consumiendo venenos en la comida. Los conservantes contienen grasas trans que, inmediatamente, se acumularán sobre tu vientre y los costados. Por su parte, el alcohol es un producto muy alto en calorías.

Y ¡ni hablar del azúcar! Lo mejor es sustituirlo por una pequeña cucharadita de miel.

Si logras mantener esta dieta solo por una semana, te sorprenderás del resultado. Para lucir un buen vientre plano, están muy justificadas todas estas limitaciones en cuanto a la alimentación. Además, la comida sin sal, pimienta y conservantes es muy saludable.

Y si le añades a esta dieta eficaz un poco de ejercicio, el resultado será simplemente fabuloso. ¡Cree en tí mismo, y pronto serás capaz de disfrutar de tu vientre perfecto, solo necesitas un poco de esfuerzo!

¡Coméntales a tus amigas, qué hay que hacer para estar orgullosa de tu cuerpo!