Cómo lograr un abdomen plano

¡No es un ejercicio ni es dieta!: Vientre plano gracias a una técnica increíble…

Tengo una amiga, cuyos músculos abdominales son el objeto de admiración de muchas chicas y no tan chicas. La pregunta de siglo es: ¿Cómo se las ha arreglado para conservar el abdomen tan perfecto, incluso después del embarazo? Mi amiga nunca practicó deportes de forma profesional, y llamarla flaca no sería lo cierto… ¡Una vez nos dispusimos a hablar sobre ello, y me contó una cosa muy interesante!

Al final resultó que, para mantener el tono muscular abdominal, mi amiga usa una técnica sorprendentemente fácil. ¡Todo lo que necesitas para su ejecución, es el espejo!

Como lograr un vientre plano

Todos sabemos que, para fortalecer los músculos abdominales, es necesario hacer ejercicios abdominales. Por supuesto, esto dará resultados, siempre que practiques deportes y mantengas una dieta estricta. Pero si, por alguna razón, no tienes tiempo para hacer ejercicios con regularidad, el estómago seguirá con el mismo aspecto, suelto y relajado…

Para que la panza sea plana y esté en forma, es necesario comprender: los ejercicios abdominales solos no son suficientes. Vientre plano — ¡es el reflejo de la vida sana!

Es importante comer menos sal, y de ser posible, renunciar a la sal totalmente. Beber en ayunas, al menos, 1 vaso de agua, y mucho mejor — 2 vasos de agua con zumo de limón. Es necesario comer más frutas y verduras, esto garantiza una adecuada limpieza de los intestinos.

¡Además, es necesario entrenar los músculos internos del abdomen de una forma muy sencilla! Para ello, párate delante de un espejo y contrae lo más que puedas el vientre. Aguanta la respiración y mantente en esa posición el mayor tiempo posible. ¡Cada vez, que te pares delante del espejo, realiza este ejercicio!

Una amiga me dijo que esta técnica le ha ayudado a conseguir un vientre plano ideal. A todas las mujeres les gusta mirarse en el espejo, y lo hacen a menudo. Si unes este hábito con los movimientos ligeros para fortalecer los abdominales, ¡obtendrás resultados sorprendentes! La cintura fina comienza notarse luego de un mes de constantes contracciones del abdomen, varias veces al día.

No es magia — la contracción habitual del abdomen constituye, de por sí, un entrenamiento intenso. Le proporciona masaje a los órganos internos, incluyendo el estómago y los intestinos, lo que favorece su funcionamiento correcto y ayuda a perder grasa abdominal. ¡Los músculos que reciben una pequeña pero diaria carga adicional, con el tiempo adquieren un maravilloso tono muscular!

¡Comparte nuestro secreto con tus amistades! Trata de hacer el experimento y prueba esta técnica increíble. ¡Seguro que el resultado te impresionará!