Cómo limpiar el extractor

Cómo limpiar fácilmente el extractor. ¡La solución que siempre ha estado en tus manos!

Uno de los lugares más problemáticos en la cocina, a la hora de la limpieza, ha sido y sigue siendo el capó o extractor de calor y humo. La grasa que se acumula en él, es casi imposible de eliminar con los detergentes y limpiadores convencionales, y todo porque, cuando se trata de limpieza, siempre nos olvidamos del viejo método de la abuela – el uso de bicarbonato de sodio.

¡Qué pasada! ha preparado para ti esta valiosa información. ¡Ahora tu capó siempre brillará con la limpieza!

Cómo lavar el extractor

NECESITARÁS:

  • agua caliente,
  • soda.

PROCEDIMIENTO:

1. En primer lugar, lleva a punto de ebullición el agua en una cacerola grande. Luego, vierte media taza de bicarbonato de sodio. Coloca los filtros del extractor en el agua hirviendo. La grasa cederá en cuestión de minutos.

2. A continuación, enjuaga el filtro con agua corriente. Si la grasa continúa pegada, es posible que tengas que repetir el procedimiento con bicarbonato.

3. Si la grasa está tan arraigada que ha resisitido a esta solución, coloca los filtros en agua caliente con amoníaco (1/2 taza de amoníaco en 3,5 litros de agua). Pero no te olvides de abrir las ventanas y usa algo para cubrir las vías respiratorias.

4. ¡Un extractor perfectamente limpio — no es ningún mito! Conociendo este método de limpieza, simple pero muy eficaz, podrás realizar la limpieza en la cocina en mucho menos tiempo que lo habitual.

¡Cuéntales a tus amigos acerca de este pequeño truco! Para que también sepan cómo limpiar su capó de forma rápida y eficaz.