Cómo lidiar con cansancio crónico

¿Estás luchando contra el cansancio crónico? ¡La mejor forma de revivir tu organismo está aquí!

La forma de vida tan dinámica que llevamos hoy en día, crea inevitablemente un exceso de tensión que se acumula, nos oprime y se convierte a la larga en cansancio crónico, con graves consecuencias para nuestra salud. Por un lado, logramos solucionar parte de este problema, cambiando de actividades, llevando reposo suficiente, cuidando de nuestro estado emocional. Pero no se puede olvidar que cuidar de nuestro estado físico, es una de las cuestiones más importantes a la hora de combatir el cansancio crónico.

Quepasada.cc te brinda aquí ¡la mejor forma de desintoxicar tu organismo! Disfruta de este eficiente remedio que limpiará tu cuerpo de toxinas, dañinas para tu salud.
Es bien conocido que los problemas circulatorios, la hinchazón del cuerpo, síntomas inseparables del cansancio crónico, son causados por la retención de toxinas que se acumulan en la sangre.

Estos problemas pueden ser fácilmente resueltos con la preparación y el uso de bebidas caseras o brebajes. Los ingredientes necesarios — ajo y vino tinto, son fáciles de encontrar. Esta sencilla y poderosa bebida limpiará tu sangre, ayudará a expulsar el exceso de sal y grasa de tu cuerpo, acelerando el proceso digestivo.

Ingredientes:

  • ½ litro de vino tinto (17 onzas);
  • 12 dientes de ajo;
  • 1 jarra vacía, con un buen cierre.

Modo de preparción:

1. Debes pelar bien los dientes de ajo y cortarlos en pequeños trocitos. Colócalos en la jarra y rellénala con vino tinto. Deja la mezcla por dos semanas en un lugar cálido.

2. Asegúrate de agitar el preparado diariamente, para que se mezcle bien. El envase debe estar bien sellado.

Consumo:

1. Al término de 2 semanas, cuela la bebida, y ya estará lista para el consumo.

2. Beberla durante un mes, una cucharadita tres veces al día, antes de tomar alimento.

Precauciones:

Siempre deben tomarse precauciones, pues es un remedio muy fuerte que permite limpiar y reforzar la sangre. Terminado el mes, asegúrate de que hayan pasado no menos de seis meses antes de volver a consumirlo.