Chico con síndrome de Ondina

Los médicos le dijeron a la madre: «Cuando su hijo se duerma, morirá». Desde entonces, han pasado 17 años…

El caso del joven Liam Derbyshire es único. Desde su nacimiento, el muchacho sufre de una rara enfermedad, que pone su vida en peligro todos los días. ¡En todo el mundo, hay sólo quince mil personas con este padecimiento!

Cuando Liam nació, los médicos, honestamente, les informaron a sus padres que probablemente que su hijo no viviera más de seis semanas. Este año, sin embargo, el chico deberá cumplir 18 años de edad. ¡Los doctores creen que Derbyshire todavía está vivo, gracias al abnegado trabajo de sus padres!

La enfermedad de Liam es conocida en el mundo como el Síndrome de Ondina, en honor a una vieja leyenda, donde una ninfa de agua maldecía a su amante por haberla traicionado. La dama ofendida predijo que el infiel moriría tan pronto se durmiera.

Los pacientes con síndrome de Ondina duermen conectados a equipos especializados. ¡Sin ellos, simplemente, los infortunados se asfixiarían durante el sueño!

Desde los primeros días de la vida de su hijo, los padres comenzaron a controlar su respiración. Incluso hoy, casi 18 años más tarde, Peter y Kim vigilan constantemente su bienestar, con la ayuda del equipo especial.

Antes de acostarse, Liam es conectado a un dispositivo de ventilación artificial, pero, aun así, durante el sueño, uno de los padres se queda velando, con el fin de poder reaccionar a tiempo, ante un posible fallo del equipo.

Lamentablemente, los problemas de Liam no terminan en el síndrome de Ondina. En su niñez, el chico sufrió de cáncer. Además, sufre de graves problemas intestinales, por lo que se ve obligado a adherirse a una dieta especial.
Al mismo tiempo, Liam debe absorber mucha más comida que un chico normal de su edad. De lo contrario, comenzaría a perder peso muy rápidamente.

No obstante, hoy en día, Liam estudia en la escuela, y disfruta de pasar el tiempo con sus familiares y amigos. La familia Derbyshire es bastante numerosa: Liam tiene un hermano mayor, tres hermanastros y dos hermanas, así como ocho sobrinos y sobrinas, de varias edades. A todos les gusta jugar con él, porque es muy amable y considerado.

Liam es un artista bien pronunciado, y dibuja excelentemente. Además, le encanta el popular diseño LEGO, que literalmente amontona en su habitación. Desafortunadamente, en términos de desarrollo mental, el adolescente es inferior a sus compañeros.

El matrimonio Derbyshire teme por el destino a su hijo. Sea como sea, en una entrevista, la propia madre admitió que no sabe por cuánto tiempo más podrá con los problemas que persiguen a su hijo, desde su nacimiento, pero que aun así, Liam es su hijo, y eso ya es una bendición.

El décimo octavo cumpleaños del chico es una fecha muy especial para la familia Derbyshire. Peter y Kim no olvidan que, inicialmente, los médicos le dieron a su hijo sólo unas pocas semanas de vida…

Los padres de Liam no dudan en responder a la pregunta directa que se les plantea. No, no se arrepienten, ni un poco, del tiempo y el dinero gastado en mantener la salud del hijo. ¡El décimo octavo cumpleaños del chico para la pareja es un verdadero logro!

Dos décadas de sueño en la oscuridad, constantemente preocupándose por la vida de su hijo… ¡Estos padres merecen el respeto y la admiración de todos!
¿Qué piensas de esta historia? Comparte tu punto de vista en los comentarios, y con tus amigos…