Madre le da ibuprofeno a su hija

Ella le dio ibuprofeno a su hija, de 10 meses. Pronto, la pequeña terminó en una sala de hospital…

Cuando un niño pequeño se enferma, sus padres siempre se preocupan. No importa lo trivial que sea el problema, el hecho es que los bebés son mucho más vulnerables que los adultos.
Hoy en día, una amplia gama de medicamentos, destinados a los niños, están disponibles en las farmacias, prestos a calmar a los alarmados padres. Sin embargo, no en todos los casos las medicinas son un beneficio. Nuestra protagonista de hoy, bien que lo sabe…

Becky Adkinson, de Canadá, estaba muy preocupada por su hija Alba, de 10 meses de edad, quien, a causa de los dientes, vivía en constante llanto. La joven madre estaba deprimida. Para ayudar a la niña, la mamá le dio Advil, una droga anestésica, cuya sustancia activa es el ibuprofeno.

La medicación ayudó a la bebé. Sin embargo, poco después, al cambiarle el pañal, Becky se quedó horrorizada. El pañal de su hija era un betún de zapato negro. La madre, preocupada, llamó a línea-ayuda, donde le aconsejaron que fuera rápidamente al hospital.

Los médicos, enseguida, le hicieron un análisis de sangre a la bebé, después una radiografía, y la revisaron con una endoscopia. ¡El diagnóstico final puso a la desafortunada madre a un estado de shock!

La causa de las heces negras era el sangrado de dos úlceras, encontradas en el estómago de Alba… Después de pensarlo un poco, Becky se dio cuenta de que la causa del sufrimiento de su hija sólo podía ser por el Advil, ya que, además de leche y algunos frutos, la niña no comía nada.

Los representantes de la empresa productora de Advil afirman que el caso de Alba es una excepción de la regla. El ibuprofeno contenido en la droga puede conducir realmente al sangrado gastrointestinal, pero, normalmente, tal problema solo sucede tras una sobredosis del fármaco, o tras su uso prolongado.

En este caso, es probable que la causa del sangrado sea la hipersensibilidad del bebé al fármaco. Según los fabricantes de Advil, la probabilidad de que esto suceda es insignificante.

Lo sucedido con su hija casi volvió loca a Becky Adkinson. En su página de las redes sociales, ella advierte a todos los padres de los peligros del ibuprofeno, y afirma que nunca le dará a su bebé esta medicina de nuevo.

El informe de Becky despertó muchos comentarios. Algunos afirman que cualquier medicamento puede ser peligroso, por lo que siempre se debe estar alerta. Otros, como la propia madre, están indignados por la posición de los productores de Advil.
¿Qué piensas de esta historia? Comparte tu punto de vista en los comentarios, y con tus amigos de las redes sociales.