Chica tuvo relaciones con cada tercero

¡Esta chica tuvo relaciones con cada tercer hombre de una página de encuentros!

Estremecedoras revelaciones… Durante todo un año, esta joven tuvo citas con cientos de hombres y durmió con uno de cada tres de ellos. Un día decidió hablar sinceramente sobre sus experiencias y explicar la razón de tal comportamiento.

Sobra decir que su confesión provocó un revuelo sin precedentes entre los usuarios de Internet. Las opiniones se dividieron en dos bandos totalmente irreconciliables. Unos condenan fuertemente a la chica, mientras que otros están de acuerdo en que cada uno elige su propio camino y tiene el derecho de disponer de su vida a su modo.

La redacción de ¡Qué pasada! te ofrece conocer su historia, que ha recibido en la red de redes el nombre de «Confesiones de una ninfómana».

«Tengo 23 años de edad. Sucedió que en un año, desde el pasado septiembre, tuve alrededor de 100 citas. Conocí a muchos hombres a través de una aplicación especial en línea para teléfonos móviles — «Tinder».

En promedio, he tenido dos visitas a la semana, pero a veces, podía tener hasta dos citas en un día. En aquel entonces, yo trabajaba como freelance, de manera independiente, así que podía encontrarme con una persona antes de la comida, y con el otro — después. Ahora ya no tengo esa posibilidad.

Para mí, todas estas reuniones fueron una especie de experimento psicológico, una observación a los hombres. Aunque nací en una ciudad bastante grande, pero al llegar a la capital del país, se me abrieron nuevos horizontes. Aquí vivían personas muy interesantes: actores, diseñadores, empresarios, presentadores …

Antes de mudarme a la capital, sólo había tenido 5 parejas. Desde los 17 años salía con un chico, con el cual cortabamos de vez en cuando. Así fue durante 5 años, y ahi se resumía toda mi experiencia de relaciones. Incluso estábamos comprometidos, pero de alguna manera no funcionó, ¡y gracias a Dios!

Él simplemente no quería mejorar y desarrollarse. Ahora entiendo que, de hecho, no era más que un niño pequeño, y yo necesitaba un hombre. Yo era una chica de casa, pero después de cortar con mi pareja, ansiaba la libertad. Tenía que demostrarme a mí misma que puedo gustarles a los hombres exitosos y apuestos. ¡Y resultó que yo sí les gustaba!

Tuve citas con actores muy conocidos, pero este tipo de hombres no me atraen. Con ellos es interesante, pero les faltan cualidades masculinas. Para ser sincera, el trabajo de actor — no es una profesión para los hombres. No es que no me atraígan en absoluto, sino que sólo sirven para un sexo casual, sin obligaciones.

Yo casi nunca salía con jóvenes de mi edad, siempre elegía chicos mayores, de 27 a 35 años. En cuanto a mí, me parece que 35 años es la mejor edad para los hombres. Llegado a este punto, se combinan sus mejores cualidades: la juventud y la belleza se mezclan con la experiencia y los logros.

Naturalmente, me gustan los propietarios de empresas, los gerentes, en fin, personas realizadas. Son interesantes y divertidos, ¡son hombres de verdad! Pero, por otro lado, el sexo con ellos, a menudo, ni siquiera es malo, es terrible. ¡A ellos, simplemente, no se les para! Al parecer, les afecta la rutina de la oficina…

Pero lo peor de todo son los IT profesionales. Todos ellos son increíblemente aburridos y cerrados. ¡Parecen ser de otro mundo, donde reinan los impotentes!

De todos los hombres, registrados en el sitio, que me convenian por la edad y lugar de residencia, añadi como amigos a uno de cada veinte, más o menos. Como resultado, he acumulado a 600 amigos. Sali con cada sexto, y me acosté con cada tercero.

Yo estaba interesada en llenar el vacío de mi experiencia sexual. Encontré diferentes tipos de chicos, ninguno de ellos era perverso. Creo que los eliminé de la lista con anticipación.

Sin embargo, también encontré a los aficionados al sadomaso. ¡Sí, para ser honesta, a mí también me gusta! Un chico, durante el acto sexual, me daba palmadas y luego me besaba. Me parecía divertido.

A veces, me comportaba de manera rara, y hasta me da verguenza admitirlo. Me emborrachaba y, mientras teniamos sexo, les decía que esto no era amor, ni nada por el estilo, sino que sólo sexo por una noche. En fin, estropeaba la noche, pero nunca me expulsaban. Los chicos siempre han sido muy galantes y me preparaban el desayuno por la mañana.

Entiendo que ir a casa de un extraño — es peligroso. ¡Pero eso me excita! Varias veces me encontré con drogadictos, y esto era bastante terrible. Es decir, ya habíamos dormido juntos, y entonces él me invitaba a su casa una vez más, pero ahí estaba un grupo de personas. Allí me di cuenta de que todos a su alrededor ya estaban fumados y empezaron a insistirme en que pruebe las drogas. En estos casos, simplemente me escapaba…

Una vez sí accedí a probar unos narcóticos. Pero era algo que me frenaba. No sé cómo se llamaba, ¡pero era bueno! ¡En general, en los sitios de citas hay muchos adictos a las drogas!

Tuve suerte que nunca me metí en una mala historia. A veces, ni siquiera usaba condón, porque en un momento de pasión, no siempre lo tienes a mano. Tal vez, Dios me ama, porque nunca he tenido ningun problema.

Después de muchas citas, descubri que en el sexo, técnicamente todos están al mismo nivel. No creo que ahora haya aprendió 100 veces más de lo que sabía hacer antes.

Pero me di cuenta de que los hombres no tienen un tamaño medio del miembro. En los pantalones, ellos tienen todo o muy bueno o muy malo. Una vez conocí a un chico muy atractivo. Era inteligente, exitoso, fuerte… ¡mentalmente me veía y casada con él! Pero cuando se quitó los pantalones, yo no sabía qué decir. Corrí al baño y lloré, me sentía muy mal…

Es extraño, pero desde entonces aun seguimos siendo amigos. Me dice que es muy selectivo en la elección de sus parejas. Pero me parece que aquí todo es al revés: no creo que encuentre a alguien, a quien haya satisfecho en la cama.

Yo nunca podría vivir con un hombre, con quien tenga malas relaciones sexuales. Creo que la satisfacción es la piedra angular en una relación. Pero aquí se oculta la contradicción más importante.

El hecho es que el mejor sexo que tuve, ha sido con la gente de profesiones artísicas – esos mismos, a quienes considero hombres inferiores. ¡Pero con las personas exitosas y prósperas, el sexo a menudo, es simplemente repugnante! Por eso, elegir a un hombre que combine ambas virtudes, para mí ha sido una tarea muy difícil.

Varias veces he usado a mis sex-amigos solo por beneficio personal. ¡Por ejemplo, una vez incluso me dieron un papel en una película! Ha sido pequeña, pero fue muy agradable.

Incluso, no tuve que acostarme para lograrlo. Siplemente, una de mis ex-parejas, un par de días después de tener sexo conmigo, me llamó y me ofreció actuar en un episodio. Cuando se lo conté a una amiga mía, estudiante actriz, ella se puso histerica, porque no llegaba a obtener el papel. Digan lo que digan, yo no considero vergonzoso mi comportamiento.

Pude fácilmente haber construido mi carrera a través de la cama. Al final, no importa cómo alcanzaste el éxito. La gente siempre va a juzgarte por dónde estás al final. Asi que la juventud y la belleza ¡es un capital que hay que invertir de forma inteligente!»

Estridente confesión… Aún trato entender, cómo es posible pensar y vivir de esta manera. ¿Qué la espera a la vuelta de la esquina? Lo cierto es que, tarde o temprano, la vida pasa la cuenta a todo y a todos. ¿Y tú, qué opinas sobre esta revelación? Escribe tu opinión en los comentarios ¡y no olvides preguntar a tus amigos!