Chica se suicida después de ser violada

Ella fue violada por un grupo de chicos. ¡Una historia que rompe el corazon a cualquiera!

El corazón de la australiana Linda Trevans está roto, y en el mundo no existe una medicina que pueda curarlo. Esta mujer ha experimentado la peor pesadilla de cualquier padre — la muerte de su propio hijo.

La hija de Linda, Cassidy, tenía sólo 13 años cuando un grupo de chicas de la escuela comenzó a burlarse de ella. Todo empezó con insultos personales, pero más tarde se convirtió en una verdadera persecución, tanto en la vida personal como en las redes sociales.

Todo llegó a ser tan grave que la chica se negó a ir a la escuela, y perdió casi todo un año académico. Cassidy incluso tuvo que asistir a cursos especiales de recuperación.

Luego, todo parecio regresar lentamente a la normalidad. Las chicas que acosaban a Cassidy reconocieron su error y se disculparon, e incluso hasta la invitaron a una fiesta. Pero al final resultó que era sólo una excusa para atraerla hacia una trampa.

Los «nuevos amigos» de Cassidy la llevaron a una casa, al lado de donde se celebraba la fiesta, donde organizaron su violación. Más tarde, la madre de la chica dijo: «Había niños mayores, y Cass no sabía nada. Dos niñas sentadas en la parte inferior, esperaban a que los dos muchachos, de 15 años de edad, la violaran, mientras uno vigilaba la puerta principal».

El incidente fue reportado a la policía, pero Cassidy nunca fue capaz de encontrar la fuerza para hacer una declaración oficial. Las amenazas a las redes sociales continuaron, y ella tenía miedo a las represalias. Los detectives habían hablado varias veces con ella, y se ofrecieron a ayudar, pero ella no se presentó a la entrevista.

Cuando el incidente fue reportado a la escuela, esta hizo un gesto de impotencia, diciendo que ahora era un asunto de la policía. La situación se volvió un círculo vicioso, y todo por el hecho de que Cass tenía miedo de hacer una declaración formal.

Después de algún tiempo, la chica se suicidó. Tras la muerte de su hija, la madre demoró mucho en recuperarse, pero luego, en su página de la red social, escribió un mensaje para todos los implicados en la muerte de su pequeña.

En ella, Linda dijo que todo el mundo sabe los nombres de los responsables de lo sucedido. La mujer espera que durante toda su vida, ellos recuerden el nombre de Cassidy, porque sus manos están manchadas con la sangre de la chica.

Es difícil imaginar los sentimientos que están pasando por esta mujer. Los padres no deberían enterrar a sus hijos. ¡No es natural, y no debe ser así!

Comparte tus opiniones acerca de esta historia en los comentarios, y comparte el post con tus amigos. ¡Ayudemos a que situaciones tan tristes como esta no se repitan!