Bebé se quema la boca con el cargador de celular

Esta madre está advirtiendo a todo el mundo tras la quemadura que recibió su bebé con un cargador de celular.

Cuando hay pequeños en casa, todos los cuidados son pocos… ¿Quién no conoce esta frase? A menudo, las cosas que parecen ser tan inofensivas, las dejamos al alance de los niños sin mucha preocupación. Courtney Davis, una joven madre de Grlasgow, Kentucky, usó su cuenta en Facebook, para advertirles a todos los padres de los peques de lo que puede suceder, si su bebé se llegara a quemarse con un cargador del teléfono celular.

El post de Courtney enseguida se hizo viral – en pocos días se ha compartido más de 300.000 veces. Y no es para menos — las imágenes de las quemaduras que su pequeña hija de 19 meses recibió en el lado de su boca, fueron más que impactantes.

Según los médicos, se trataba de una quemadura eléctrica, y que «no había nada que pudieran poner en ella, debido a que la niña era capaz de lamer la zona».

Courtney cuenta que su hija no se siente adolorida por la quemadura y no está actuando como si estuviera molestándola demasiado, lo que no resta la importancia de crear conciencia de esta situación.

Observen esta imagen de la boca de la niña la mañana después del incidente.

Davis compartió las imágenes para recordar a los demás que mantengan sus cargadores fuera del alcance de los niños.

En su post de Facebook, la madre comentó:

«No iba a publicar sobre esto hasta que me fijé en un grupo de mamás y me enteré de que muchos padres no piensan dos veces sobre el peligro de un cargador de teléfono alrededor de los niños. No llegamos a ver el cargador del teléfono en su boca pero cuando fuimos al doctor, éste nos confirmó que era una quemadura eléctrica y que no había nada que podría poner en ella debido a ella que podía lamerla.

Normalmente mi cargador no está al alcance de la niña, pero aquel día pasaron un montón de cosas, y no tuve tiempo para moverlo para su puesto. Tardó sólo unos segundos en quemarse. Nunca se había metido en líos antes, y el día en que se lo metió en la boca, se quemó severamente. Aunque parece que no lo siente, gracias a Dios, pues no ha actuado como si la molestara en absoluto».

Una advertencia muy importante para todos los padres, abuelos, niñeras — ¡pongan por favor sus cargadores fuera del alcance de los niños!

Déjanos tus comentarios abajo y no dudes en compartir este importante mensaje a tus amigos padres, ¡ellos merecen saberlo!