Niño de 13 años construye su propia casa

Este niño de 13 años construyó su propia casa… ¡Cuando veas el interior de la vivienda, te vas a asombrar!

¿De qué están ocupados los adolescentes hoy día? Aficiones y pasatiempos, reuniones con los amigos, el primer amor, los deportes, fiestas con alcohol y cigarrillos… Pero este no es el caso de este chico estadounidense, que cumplió su sueño de construir su propia casa de nueve metros y a base de simples materiales. ¡Su interior es sencillamente genial!

Las redes sociales han quedado maravilladas con un jovencito de 13 años llamado Luke Thil que vive en el estado de Iowa en Estados Unidos, un chico cuyo talento lo ha distinguido del resto de los jóvenes de su edad.

Con un presupuesto de 1500 dólares, mucho esfuerzo y una mente creativa, Luke ha construido su propia casa en el patio de sus padres y, de esta manera, logró cumplir uno de sus sueños. La casita puede parecer pequeña por fuera, pero su interior ha deslumbrado a muchos de sus familiares y amigos.

En su canal de Youtube, Luke compartió que estaba tan aburrido en las vacaciones que, de un momento a otro, se le ocurrió construir su propia casa. Por supuesto, necesitaba obtener los materiales, lo cual no era gratis. Pero esto no lo paró, pues estaba muy determinado de lograr lo propuesto.

De dicho a hecho, poco trecho… Luke se puso a indagar en la vecindad los posibles trabajos. Cortó el césped, recaudó dinero por Internet e hizo trabajo de repartidor entre vecinos de la zona — todo para reunir los fondos para su proyecto. El 75% de los materiales utilizados en la construcción de su casa son reciclados, siendo muchos de ellos sobrantes de la casa de la abuela del chico. La puerta de entrada, por ejemplo, le resolvió un amigo de su tío.

Por supuesto, los padres le ayudaron a su hijo, un poco materialmente, pero más bien organizacionalmente. Pero la iniciativa principal provenía de propio Luke y la responsabilidad también estaba en las manos del chico.

«Era una oportunidad excelente para que el niño hiciera algo con sus propias manos. Y sobra decir que lo apoyé en este esfuerzo», — comentó Greg Thil, el padre del niño, sobre su trabajo.

Cuando la casa fue terminada, sus padres quedaron asombrados, pues nunca pensaron que iba a quedar tan hermosa.

La casa se convirtió en un sueño cumplido del adolescente, un lugar que solo le pertenece a él, una isla de descanso y diversión. En ella encontrarás un microondas, un televisor, una mesa, un botiquín de primeros auxilios, una cama acogedora en el ático y muchas otras cosas… A pesar del pequeño tamaño, todo encaja a la perfección y armoniza en el interior.

Ahora que la vivienda está lista, Luke hace los deberes en su casita, a veces permanece allí por la noche. Pero tambien ya saborea un nuevo sueño: construir una casa más grande, para cuando vaya a la universidad.

El chico compartió el video en su canal en YouTube, para mostrarle a otros niños qué la edad no es un impedimento para comportarse de manera adulta y responsable, incluso cuando tienes apenas 13 años.

La historia de Luke demuestra que un niño puede lograr mucho, si tiene un objetivo bien propuesto, y cuenta con la aprobación de parte de sus familiares.

¿Y a ti, te gustaría tener una casita como esa? Escribe en los comentarios y comparte el artículo con tus amigos y seres queridos.